• BLOG GRUPO EXOJO

SU PRIMERA HABITACIÓN

A la hora de planificar la decoración de un dormitorio infantil lo ideal es pensar en soluciones versátiles, que se apoyen en un mobiliario transformable, que pueda adaptarse al crecimiento del niño y sus necesidades a cada edad.

La distribución del mobiliario marcará el uso y el aprovechamiento del espacio. La ubicación del armario y cómo colocar las camas es una decisión importante de cara a conseguir un dormitorio funcional que pueda ser disfrutado por nuestros hijos.

Hay tres momentos claves en el desarrollo del niño que debemos tener en cuenta desde el primer momento: bebé, comienzo del colegio y comienzo de la escuela primaria. En cada una de ellas las actividades y el espacio de almacenamiento serán ligeramente diferentes.

Por ejemplo, cuando son recién nacidos, el espacio se distribuye y se amuebla con el objetivo de poder atender al bebé con comodidad para los padres.  El entorno estimula al bebé de forma visual y auditiva. Hasta los 3 años estás necesidades seguirán siendo muy similares y por lo tanto el mobiliario no requerirá grandes adaptaciones. Sin embargo, al comenzar el colegio y la primaria entra en juego la mesa para hacer los deberes y muebles para almacenar el material escolar, como estanterías y cajoneras.

Por este motivo, plantear un diseño a largo plazo te ayudará a rentabilizar la inversión inicial y hacer que para el niño estos cambios sean más suaves.

En cuanto a la ubicación del armario hay que procurar que no obstaculice la distribución del resto de elementos del dormitorio. Por ejemplo, instalándolo en un pasillo a la entrada del cuarto, al fondo o formando parte de una composición multiusos como las que puedes encontrar en nuestro catálogo UP18. Este tipo de composiciones son especialmente útiles si la habitación es pequeña, ya que los muebles sueltos generan demasiado espacio residual.

Si se coloca la cama centrada en el espacio y perpendicular a la pared anulará por completo el espíritu multiusos que debe tener un dormitorio infantil. La mejor alternativa es colocar la cama adosada a la pared por uno de sus laterales. En el caso de que la habitación sea compartida, lo mejor para evitar conflictos es contar con otro espacio independiente como cuarto de estudio o juegos, dejando el dormitorio para dormir y vestirse.

Si no es posible, las camas pueden servir como elemento para marcar los territorios, cada uno a un nivel o en un extremo diferente de la habitación. Si el espacio es redujo colocar las dos camas en nivel elevado hace que se  puede aprovechar el espacio inferior como almacenaje o bien como zona de juegos o estudio.

Sin duda es necesario pensar a largo plazo a la hora de diseñar su primera habitación. En el catálogo UP18 puedes encontrar esta y muchas otras soluciones para tu espacio.

¿NIDO O COMPACTA?

Hoy vamos a mostraros las diferencias entre cama nido y compacta, para que podáis elegir la opción que os conviene más a la hora de diseñar el dormitorio de vuestros hijos.

Las camas nido son aquellas que tienen debajo otra cama o cajones, manteniendo la altura tradicional, entre 50-55 cm aproximadamente, incluyendo el colchón.

Por su parte las camas compactas son una evolución natural de las camas nido. Bajo la cama tradicionalmente se combinan una hilera de cajones y una segunda cama. De esta forma la altura de la cama llega hasta los 80 cm aproximadamente. En nuestro catálogo UP18  las opciones de combinación de este tipo de cama son prácticamente infinitas: dos hileras de cajones, la  segunda cama en el módulo inferior o el intermedio, cajones móviles, etc.

En primer lugar, para poder elegir cuál de los dos tipos de cama puede ser más interesante para ti, tienes que pensar en el uso ‘real’ que vas a hacer de la segunda cama.

La principal ventaja de una cama nido es que, aunque tenga aprovechado el espacio inferior, bien sea con otra cama o cajones, sigue manteniendo la altura estándar de las camas tradicionales. Dado su escaso peso visual se convierte en la mejor opción para dormitorios de espacio reducido.

Por supuesto, la única desventaja que tiene este tipo de camas es que tienes que elegir entre una cama adicional o espacio de almacenaje. Si la cama va a ser utilizada sólo esporádicamente es posible que en tu día a día eches de menos más espacio para guardar cosas.

Las camas compactas nacieron para resolver ese problema y son hoy en día uno de los muebles preferidos por nuestros clientes.  Sin embargo hay que tener en cuenta que, al tener más altura que una cama tradicional o nido, ocupa mucho más espacio y visualmente es más pesada. Por este motivo este tipo de cama se aconseja para habitaciones de tamaño mediano grande.

Ten en cuenta que el color que elijas para los muebles, como ya hemos repetido en otras ocasiones, acentúa o suaviza ese peso visual. Por lo tanto, si quieres incorporar una cama compacta a una habitación de dimensiones reducidas  opta siempre por colores lo más claros posibles.

El acceso a estas camas puede ser algo complicado para niños muy pequeños. Incluso algunos padres consideran que pueden ser peligrosas por la altura. Para estos casos, mientras el niño se adapta a su nueva cama y va creciendo se recomiendan barras quitamiedos que existen en varios formatos y van a juego con el modelo de cama que elijas.

HACIENDO ESPACIO PARA CRETA BASIC

Dentro de muy poco podremos presentaros nuestro nuevo catálogo de dormitorios CRETA BASIC. ¡Estamos deseando compartir con vosotros todas las novedades!

En él encontrarás las claves para crear el dormitorio de tus sueños y mantener todas tus cosas en orden, con armarios a los que no les falta detalle para sacar el máximo partido a tu espacio.

¿Estás preparado para el cambio de armario? Empieza la cuenta atrás:…3….2…1….

COMBINA COLORES CON LA REGLA 60-30-10

Cuando nos enfrentamos a pintar y decorar una habitación no sólo nos encontramos con el problema de elegir los colores. Tanto si son muy llamativos como si son excesivamente discretos siempre tenemos el miedo de pasarnos o quedarnos cortos a la hora de utilizarlos, nos cuesta llegar al punto de equilibrio.

Pues bien, existe una regla que se conoce como 60-30-10 que puede ayudarte a que cualquiera de las estancias de tu hogar parezca de revista.

El primer paso es escoger tres colores para la decoración de una habitación, usando el color dominante en un 60% del espacio, el color secundario en un 30% del espacio y un color de acento en un 10%.

El 60%, el color dominante, se aplica normalmente en las paredes, techo o suelos. Suelen ser colores claros, frescos y que ayuden a crear luminosidad en la habitación, ayudando a resaltar el resto de colores. Tonos neutros como blancos, marrones o grises son una buena elección para tener como base.

El 30% se correspondería con el color que escojamos para los muebles, alguna de las paredes o el suelo si es de madera. Aquí el abanico de colores es mucho más amplio, aunque se recomienda que no sean colores fuertes: grises, negros, tonos pastel o madera en todas sus tonalidades.

Por su parte, el 10% con el color que queremos relatar debería limitarse a los complementos como marcos, cuadros, cojines, libros, textiles, objetos decorativos… Aquí no tenemos por qué tener miedo de utilizar colores fuertes porque la intención es que estos objetos llamen la atención sin sobrecargar la habitación.  Al ser colores fuertes (amarillos, rojos, azules,…) podemos cansarnos cada X tiempo de ellos, y de esta forma con una mínima inversión podemos  cambiar estos complementos para conseguir una renovación.

Estas podrían ser posibles combinaciones dependiendo del estilo que quieras conseguir:

Tranquilo: Beige (60%), Chocolate (30%), Verde(10%)

Náutico: Blanco (60%), Azul marino (30%), Amarillo (10%)

Femenino: Rosa pastel (60%), Blanco (30%), Violeta (10%)

Elegante: Blanco (60%), Negro (30%), Rojo (10%)

Moderno: Gris (60%), Esmeralda (30%), Amarillo (10%)

Tradicional: Blanco (60%), Beige (30%), Celeste (10%)

Divertido: Verde manzana (60%), Anaranjado (30%), Blanco (10%)

Si aplicamos esta técnica a todo nuestro hogar, escogiendo el mismo color predominante en toda la casa y jugando con los otros dos para las distintas habitaciones podemos conseguir un equilibrio y una continuidad perfecta en nuestra decoración.

JUNIOR EN 360º

Como viene siendo habitual, en nuestro catálogo Junior hemos incluido una vista 360º de dos composiciones para que podáis disfrutar de una vista completa y así podáis haceros una mejor idea de cómo quedarían en vuestro hogar.

La primera de ellas es este dormitorio que combina los acabados blanco nordic, azul nube y gris tormenta, compuesta por un compacto con dos camas de 90 x 190cm y 3 cajones, sinfonier, armario y escritorio independiente.

En este detalle del brazo del compacto podemos apreciar la iluminación LED que se puede incluir de manera opcional. Uno de los detalles más prácticos de la composición es el armario cubo que tiene acceso lateral desde el compacto, consiguiendo funciones de mesita de noche sin necesidad de incorporar un mueble extra y aprovechando al máximo el espacio.

Puedes acceder a ella aquí

La otra composición en la que puedes vivir una experiencia 360 es este espacio que acoge todo lo que se necesita para que compartir habitación sea sencillo y divertido, sin que cada uno de tus hijos pierda su propio espacio. Se compone de dos camas nido,  2 mesillas, un práctico sinfonier, una estantería alta y 3 estantes en la pared frontal, todo ello combinado en 3 acabados: iron, rosa nube y fucsia.

Aquí puedes acceder a ella y disfrutarla.

¡Esperamos que las disfrutes!

¿Cuál encaja más con vuestro estilo?

MUCHO MÁS QUE UNA ESTANTERÍA

A la hora de diseñar cada uno de nuestros catálogos, ponemos mucho empeño en desarrollar elementos que os ayuden a personalizar vuestras composiciones,  adaptándolas a vuestro espacio y vuestros gustos. Nos enorgullece decir que cada mueble que sale de nuestra fábrica a vuestros hogares es único, con diferentes medidas y múltiples combinaciones de acabados.

En nuestro catálogo de mueble juvenil UP18 hemos introducido la estantería trapecio, cuyas infinitas combinaciones de colores y formas hace que toda la familia disfrute creando formas imposibles para destacar en las paredes de los dormitorios de los más pequeños.

A  través de sus páginas descubrirás varias ideas y ejemplos que hoy queremos destacar en este post. Pero a la hora de diseñar vuestra composición nada está escrito. ¡El límite es vuestra imaginación!

Además de un mueble útil que soluciona los problemas de almacenaje en espacios pequeños, resulta al mismo tiempo ligero, sin sobrecargar el espacio, y convirtiéndose en un foco de atención y seguramente despertando la curiosidad de los invitados.

Otra de las ventajas de este tipo de estantería es que puede ayudarte a aprovechar esos rincones con paredes difíciles por altura o por algún relieve inoportuno, como la que vemos en la imagen superior.

¿Aún no te ha convencido? Echa un vistazo a UP18 y te enamorarás.

GRUPO EXOJO

ENTRADAS RECIENTES

ETIQUETAS

ETIQUETAS

CATEGORIAS

SIGUENOS