Listado de la etiqueta: Ahorro energético

AHORRO ENERGÉTICO SEGURO

Actualmente se estima que las viviendas que utilicen calefacción de gas verán incrementada su factura en 17€ de media durante los meses de otoño, y aún más durante los de invierno. Si lo sumamos al encarecimiento del coste de la vida que estamos sufriendo, puede poner a prueba la economía de cualquier familia. Por este motivo, hoy más que nunca, es importante estar preparados y buscar formas para conseguir un ahorro energético.

Una de las principales acciones para el ahorro en la factura será reducir el consumo de calefacción de gas utilizando otros métodos alternativos para contrarrestar el frío. Desde Iberext recomiendan no abusar de métodos alternativos como braseros y estufas, ofreciendo recomendaciones para un uso correcto de estos sistemas. Y es que, en 2020, el 18% del total de incendios domésticos en España tuvo su origen en braseros y estufas. Además, el 60% de los fallecidos se registraron en los meses más fríos del año, de octubre a marzo, dato que refleja que la mortalidad por incendios está directamente relacionada con el descenso de las temperaturas y el uso de sistemas alternativos de calefacción.

CÚBIKA BOLD-SALONES-DORMITORIOS-AHORRO-ENERGÉTICO-

Los principales riesgos del uso de braseros o estufas son las quemaduras por contacto, la intoxicación química por emanación de gases (monóxido de carbono) y los incendios. Hay que tener en cuenta que, al ser aparatos que requieren mucho consumo energético, sufren el riesgo de derretir el plástico aislante que tienen sus cables y enchufes, provocando cortocircuitos que pueden originar incendios.

Frente a esto, hay que tener en cuenta y prestar atención a los siguientes puntos:

          – Revisar cada año toda la instalación eléctrica de la casa. Poner especial atención a los enchufes de los aparatos que consuman mucha potencia (calefacción, planchas, horno, vitrocerámica, secadores de pelo, de ropa, etc.). Una carga excesiva en la infraestructura eléctrica podría provocar un cortocircuito y originar un incendio, especialmente en casas de más de 30 años de antigüedad.

          – No poner ropa o toallas encima de la calefacción. A su vez, en los casos en los que se utilice un brasero con faldillas debajo de la mesa, es esencial limpiarlo con regularidad, ya que la acumulación de residuos provoca una mala combustión. Esto podría dificultar la respiración de las personas que se encuentren en la estancia.

          – No sobrecargar las regletas o ladrones con muchos enchufes, especialmente si son aparatos de alta potencia. Dichos aparatos deben conectarse directamente a la red eléctrica sin intermediarios.

          – Aislar la casa del frío lo máximo posible. Es recomendable aprovechar la radiación solar descorriendo las cortinas y abriendo las persianas durante las horas de sol.

 

Fuente: Decoración 2.0

CLAVES A LA HORA DE ILUMINAR TU SALÓN

La iluminación se ha convertido en uno de los puntos más importantes a tener en cuenta cuando decoramos nuestro hogar, ya que es imprescindible para crear estancias acogedoras. La luz natural debe ser siempre nuestra prioridad y por ese motivo debemos potenciarla al máximo con ventanales amplios o cortinas livianas y en tonos claros.

SALÓN-ILUMINACIÓN-LUZ-ILUMINAR-CÚBIKA BOLDSin embargo, por muy luminosa que sea tu vivienda, siempre es necesario adecuar la iluminación artificial para crear un ambiente acogedor durante las horas nocturnas o de menos luz en invierno. Para ello es necesario tener en cuenta todos los puntos o áreas que quieres resaltar, así como el tipo de bombilla y luz que quieres emplear. Por ejemplo, cada vez se está generalizando más el uso de bombillas LED, con las que, además de ahorrar, su luz no aporta tanto calor como la de las bombillas tradicionales. Lo ideal, y lo más habitual, es utilizar una luz central en cada estancia y después lámparas o apliques localizados para iluminar aquellas áreas que más utilices.

SALÓN-ILUMINACIÓN-LUZ-ILUMINAR-CÚBIKA BOLDPara conseguir el éxito en la iluminación de tu salón lo primero que debes hacer es parar a pensar qué sueles hacer en él. Si por normal general estás en él para ver la tele, la iluminación debe ser indirecta y muy suave.  Para crear una luz ambiental cálida y regulable los expertos recomiendan combinar diferentes lámparas (junto al sofá, sobre un aparador, …) con las que crear escenas diferentes y que se puedan regular. Si elijes fuentes de luz cálidas (2.700k) el efecto será aún más acogedor.

SALÓN-ILUMINACIÓN-LUZ-ILUMINAR-CÚBIKA BOLDPor otro lado, también puedes complementarlo con una iluminación focal como las de las vitrinas de nuestro catálogo CÚBIKA BOLD. Contribuirán a acentuar esa iluminación gradual y cálida que todos queremos en nuestro salón.

Para la zona del sofá, la luz debe ser indirecta, regulable, cálida y suave (de unos 20W). Si iluminas desde el techo lo ideal es que se instalen leds en el perímetro del salón para que la luz se reparta por toda la estancia. Para la zona del comedor una buena opción es instalar una lámpara de techo que ilumine toda la superficie de la mesa. Si es una mesa larga es posible que necesites dos o más. Se recomienda que se elija de unos 3.000K, para que no influya sobre el color de la comida. La altura recomendada para este tipo de lámparas es que cuelgue a unos 70 o 75cm de la mesa.  Si escoges una que sea regulable en altura puedes hacer que se ajuste a otras actividades que realices en la mesa.

SALÓN-ILUMINACIÓN-LUZ-ILUMINAR-CÚBIKA BOLDPara el rincón de lectura lo ideal es una lámpara de pie, con led o bajo consumo, de unos 40 o 50W.  Es recomendable evitar los halógenos porque desprenden calor frontalmente y resultan molestos a corta distancia. Intenta elegir una luz cálida porque la fría refleja más y puede resultar incómoda para leer.

CÓMO AFECTA LA OLA DE FRÍO A NUESTRO BOLSILLO

En estas fechas la sombra de una posible ola de frío nos persigue. Unas veces se queda en falta alarma, pero otras veces es inevitable y es necesario que en esos días tiremos más que nunca de calefacción para calentar nuestros hogares. Esta situación hace que el gasto energético aumente provocando no sólo un mayor coste medioambiental, sino también un aumento en nuestras facturas de gas y luz.

Se estima un aumento del 14% en calefacción y otros consumos eléctricos durante los días en los que las temperaturas bajan al máximo. Según los expertos, cuando las temperaturas bajan tan de repente, tendemos a subir la aguja del termostato 2 grados y mantenerla encendida durante más tiempo. Aumentar la temperatura un grado dispara el consumo un 7% y este sencillo gesto se ve reflejado directamente en la factura de los consumidores.

En función del sistema de calefacción y tarifa con la que cuenten ese aumento en la factura puede estar entre 10 y 23 euros al mes. Estas cifras han sido calculadas teniendo en cuenta el gasto anual en calefacción eléctrica (entre los 1900 y los 2200 euros) y por gas natural (entre los 760 y los 900 euros) de los españoles.

AHORRO-ENERGÉTICO-ENERGÍA

A pesar del frío, ahorrar en calefacción es posible. Algunos expertos aseguran que es posible ahorrar entre un 10% y un 40% llevando un consumo responsable. Para ello, lo primero que deberíamos hacer es mantener constante la temperatura de la casa entre los 19 y los 21 grados. Por la noche bastará con dejarla entre los 15 y 17 grados.

Para aquellos que tengan caldera, hacerse con un termostato inteligente, capaz de encenderse y apagarse cuando la casa llegue a una determinada temperatura y adaptarse a sus hábitos y estancias, también será clave.

AHORRO-ENERGÉTICO-ENERGÍA

También es importante revisar los radiadores ya que es posible que no calienten adecuadamente si tienen aire dentro del circuito. Para incrementar la difusión del calor pueden colocarse láminas refractantes o cerámicas sobre ellos.

A la hora de ventilar las habitaciones, hacerlo durante las horas centrales del día, cuando hace más calor en el exterior. También es recomendable hacer uso de sistemas de doble ventana, cortinas gruesas y otros materiales aislantes. Hasta un 30% de las necesidades de calefacción vienen por pérdidas de calor originadas en las ventanas.

AHORRO-ENERGÉTICO-ENERGÍA

Pero además del aumento del uso de la calefacción, durante los días de frío, tendemos a estar un par de minutos más bajo el agua de la ducha. Esto obliga a la caldera y al termo a funcionar durante más tiempo, dejando caer entre 20 y 40 litros adicionales.

Aquellos que tengan un vehículo también se verán obligados a aumentar su presupuesto para gasolina, pues el gasto en combustible de los coches puede elevarse entre un 10% y un 15% cuando las temperaturas se aproximan a los 0 grados centígrados, como es el caso de estos últimos días. El motor necesita más tiempo para calentarse y mayor inyección de combustible. Las baterías, que reducen su rendimiento y obligan al motor a trabajar más, y el uso de la calefacción en el interior del automóvil tampoco ayudan a atenuarlo.

Fuente: Decoración 2.0

CÓMO AHORRAR EN EL CONSUMO ENERGÉTICO ESTE INVIERNO

El pasado fin de semana atrasamos una hora en nuestros relojes y ya sabemos lo que eso implica: pasar más horas en casa y, por lo tanto, usar más electricidad, calefacción y agua caliente. Aunque contemos con un buen sistema de calefacción es inevitable que el consumo energético en estos suministros se dispare durante los meses de invierno. Y más este año en el que las tarifas de luz parece que no dejan de subir… En este contexto, ¿qué podemos hacer para gastar de una manera eficiente?

Un buen comienzo para ahorrar, si aún no lo has hecho, es pasarte a los LED para la iluminación de toda la casa. Su principal cualidad es que son capaces de emitir luz durante mucho tiempo a cambio de un gasto mínimo. O lo que es lo mismo, con ellos podrás ahorrar hasta un 90 por ciento del consumo de iluminación de tu casa. ¿No te lo crees? ¡Haz la prueba! En este post puedes ver más detalles acerca de este tipo de iluminación.

En cuanto a los electrodomésticos y resto de aparatos electrónicos, puedes conseguir que gasten menos y duren más si instalas en ellos eliminadores de stand-by, también conocido como consumo fantasma. Según estudios del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, los electrodomésticos pueden llegar a gastar al año entre 30 y 50 euros cuando permanecen en stand-by sin ser usados. Observa a tu alrededor y verás cuántos aparatos electrónicos pueden ayudarte a gastar menos si colocas estos eliminadores de stand-by que son regletas especiales: TV, lámparas del salón, ordenador, periféricos, etc. Son ideales para colocar detrás de los muebles gracias a su cable alargador y su interruptor de pie. Así no quedan a la vista y son cómodos de encender. Y lo mejor de todo. Habrás logrado decir adiós al consumo energético innecesario.

El agua es otro de los suministros en los que podemos intentar ahorrar, no sólo por el gasto sino también porque estamos en momentos de sequía y es un recurso que deberíamos concienciarnos para no malgastar en nuestros hogares.  Pues bien, existen soluciones que te permitirán consumir hasta un 50 por ciento menos de agua. Existen, por ejemplo, unos aireadores que mezclan el agua de los grifos con aire, reduciendo el caudal a la mitad. La colocación es bastante sencilla.  Por  otro lado, los grifos termostáticos son una gran solución para consumir moderadamente por varios motivos: llevan un limitador de caudal y el agua sale directamente a la temperatura elegida.

Sin embargo, el punto clave cuando hablamos de ahorro energético y el que más preocupa en nuestros hogares es la calefacción y la caldera. Si apuestas por una caldera de condensación o por un sistema eficiente, puedes reducir el consumo hasta en un 30 por ciento.  ¿Has oído hablar de las estufas de pellets (aglomerado de serrín)? Tal vez sea la solución que necesitas si cada vez estás más en sintonía con el reciclaje y el cuidado medioambiental ya que aprovechan entre el 80 y el 90 por ciento del calor que generan. Ese dato las convierte en excelentes aliadas para alcanzar un porcentaje alto de ahorro en calefacción.

CLAVES PARA AHORRAR EN LA FACTURA DE LA LUZ CON LAS NUEVAS TARIFAS

Los cambios en las tarifas de la luz, que afectan a unos 19 millones de personas en España, tienen el objetivo de mejorar la eficiencia energética creando una diferenciación horaria en tres tramos: punta, llano y valle, con precios diferentes y dos periodos de potencia; pero ¿cómo se traduce esto en nuestro día a día y cuáles son las claves para poder ahorrar en la factura de la luz? La realidad es que si no nos adaptamos a estos horarios es muy probable que nuestra factura se dispare y paguemos mucho más al final de mes. Ahora bien, siguiendo algunos consejos podemos conseguir, a la contra, ahorrar hasta 300 euros al año. ¿Habrá que poner la lavadora a las 3 de la mañana o cocinar solo los fines de semana? ¿Seremos capaces de ajustar nuestros hábitos a estos nuevos tramos horarios? Te contamos las claves para que no te pille por sorpresa, ya que las nuevas tarifas comienzan a aplicarse este mismo mes de junio.

AHORRO-ELECTRICO

La nueva factura de la luz beneficiará a los que sean capaces de trasladar su consumo a las horas y días en que los precios son más bajos, es decir, en el tramo llamado Valle, que comprende desde las 00:00 a las 08:00 horas en los días laborales y las 24 horas los sábados, domingos y festivos. Este es el tramo con tarifa más barata.

El tramo intermedio, llamado Llano, comprende de 08:00 a 10:00 horas, de 14:00 a 18:00 horas y de 22:00 a 00:00 de la noche. Y el más peliagudo, el tramo Punta, es de 10:00 de la mañana a 14:00 y de 18:00 a 22:00 de lunes a viernes no festivos.

AHORRO-ELECTRICO

Consumir energía en el tramo VALLE.

Con estos tramos, nos queda claro que para poder ahorrar la factura de la luz tenemos que trasladar lo máximo posible nuestro consumo a la nocturnidad y a los fines de semana, algo que puede no resultar tan sencillo en algunos casos, ya que, cuando volvemos de trabajar es cuando solemos aprovechar para poder lavadoras, cocinar la cena y la comida del día siguiente, etc. Y justo ese tramo, de 18:00 a 22:00, es de los más caros. Teniendo en cuenta que el consumo en las horas denominadas valle es un 95 % más barato que en las horas punta, igual sí merece la pena reorganizar estos hábitos y poner la lavadora los fines de semana, y el lavavajillas a partir de las 00:00 horas. Y, por otro lado, si tu cocina es eléctrica, aprovecha el fin de semana para cocinar todo lo que puedas y guardar tu comida en tuppers, porque la diferencia en la factura puede variar de 5 euros a 100 euros al año (de media ocurre con todos los electrodomésticos, entre los que incluimos la plancha, el secador de pelo, el aire acondicionado…).

AHORRO-ELECTRICO

No usar varios electrodomésticos a la vez.

Según cálculos de la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC), si ajustamos la potencia contratada, podemos llegar a ahorrar en la factura de la luz de 200 a 300 euros anuales. Y, para ajustarla, tenemos que tener en cuenta que habrá que evitar usar electrodomésticos de alto consumo eléctrico a la vez. La clave está en escalonar su uso: lavadora, lavavajillas, vitrocerámica, el microondas, el aire acondicionado.

Para poder cambiar estos hábitos, hacer una agenda semanal puede ser una buena idea, aunque requiere de una organización meticulosa, pues la realidad es que, en líneas generales, la tarifa más barata no es muy compatible con la mayoría de la población trabajadora, si bien cada caso es único.

AHORRO-ELECTRICO

Dejamos aquí algunas ideas, por si te ayudan a cambiar esos hábitos y consigues el reto de no pagar de más, sino pagar de menos:

          – Pon lavadoras el fin de semana o los días festivos y, salvo emergencia, evita ponerla de lunes a viernes. Es verdad que podemos usar las horas de madrugada, pero el ruido, tal vez resulte demasiado incómodo para programarla por la noche.

– Programa el lavavajillas a las 00:00 de la noche y ya recogerás los platos limpios al día siguiente.

– Cocina todo lo que puedas el fin de semana y ahorra en la luz a base de tuppers. Si te organizas bien, tendrás comida para toda la semana y ahorrarás también tiempo.

– No abuses del aire acondicionado, es preferible que mantengas un ambiente fresco cerrando ventanas y bajando persianas en las horas de más calor, para luego ventilar por la noche.

– Aprovecha para planchar a partir de las 00:00 de la noche. Ya, igual es cuando menos apetece, pero conseguirás un buen ahorro en tu factura. O mejor, empieza a economizar lo que decides planchar, muchas veces no es tan necesario.

– Elige un pequeño rato el fin de semana para sacar la aspiradora. El resto de la semana utiliza otros métodos más manuales de limpieza.

– Utiliza el secador de pelo cuando te levantes si eres madrugadora o antes de acostarte, si trasnochas.

Fuente: AD

CÓMO CONSERVAR MEJOR EL CALOR EN CASA (Y AHORRAR EN LA FACTURA)

Con una ola de frío excepcional en la mayor parte de España y con el precio de la electricidad al alza, conviene mantener la casa lo más caliente posible para evitar el derroche de un consumo innecesario y un susto al recibir la factura de la luz. Para que puedas conseguirlo recopilamos varios consejos que pueden ayudarte a conservar el calor en tu hogar:

          1. Comprueba los contornos de las ventanas y si sale aire séllalos con cinta aislante. A falta de ventanas de alta gama con el nivel máximo de aislamiento no tienes que sufrir la pérdida excesiva de calor si sellas las juntas con este tipo de cintas.

          2. Utiliza burletes para evitar la pérdida de calor por las puertas. Si el problema es que el calor entra o se escapa por las puertas unos burletes te ayudarán a que el calor no salga de casa. Si no tienes a mano puedes adaptar a cualquier puerta un churro de corcho de los que se usan en la piscina en verano.

          3. Aislamiento para las cajas de persiana. Otro punto de entrada de aire (y de ruido) son las cajas de persiana, que también pueden aislarse con elementos flexibles como espumas protectoras.

          4. Persianas bajadas. Las persianas bajadas en cuanto oscurezca, o incluso todo el día en estancias poco luminosas es muy recomendable estos días. Para aprovechar la fuente del calor más natural ventila en las horas más altas del día y aprovecha el sol durante el día para que ayude a calentar la casa. En cuanto el sol se retire lo mejor es bajar las persianas y cerrar contraventanas si las hubiera.

          5. No te olvides de los textiles. Los textiles aíslan del frío las ventanas, así que en los momentos en los que no haya sol también deberían cerrarse, cubriendo el máximo espacio de las ventanas.

          6. Apuesta por las alfombras para un mayor confort. Al igual que las cortinas te ayudarán a mantener la casa a mejor temperatura y te darán un confort extra. En el salón, el dormitorio, el pasillo o incluso el baño, las alfombras visten tu casa y dan calor.

          7. No tapes ni ocultes la fuente de calor. Estos días olvídate de secar la ropa colgada directamente en los radiadores porque el calor no se repartirá como debe. Si los radiadores están detrás de un mueble grande como un sofá, intenta despejarlo durante el tiempo que dure la ola de frío. Notarás una mejor climatización de la estancia.

          8. Ventiladores de techo con función inversa. Además de ayudar a refrescar la casa en verano, los ventiladores de techo también pueden darte mayor confort térmico en invierno gracias a la función inversa que distribuye el calor para que llegue a toda la estancia.

 Fuente: Decoración 2.0

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE LA ILUMINACIÓN LED

Os hemos hablado en varias ocasiones sobre los LED, destacando que son más sostenibles que las bombillas tradicionales. Hace tiempo que sustituimos el alumbrado de nuestras oficinas para que sea íntegramente LED dentro de nuestro compromiso con el medio ambiente y, con el afán de extender este compromiso a vuestros hogares, varios de nuestros muebles integran este tipo de iluminación.

Pero, ¿qué es un LED? Son las siglas que se corresponden con diodos emisores de luz (light-emitting diode). Lo que define a estas fuentes de luz es que crecen de filamento o de cualquier otro tipo de elemento o de material peligroso. Por tanto, reducen la contaminación medioambiental.

Su principal característica es una baja emisión de calor que es la responsable, no sólo de su gran eficiencia, sino también de su enorme versatilidad, permitiendo integrar este tipo de luces en el interior de armarios y en pequeños espacios.

Estas serían sus principales ventajas:

  • Bajo consumo energético. Alrededor de un 25% de la energía que se consume en el hogar va destinada a la iluminación. El LED ofrece un ahorro de hasta un 85% de electricidad respecto a las bombillas tradicionales.
  • Vida útil de hasta 50.000 horas.
  • Alta calidad lumínica.
  • Coste de mantenimiento nulo.
  • Mayor respeto por el medio ambiente y la salud.

Existen diferentes tipos de lámparas LED: Las SMD (Surface-mount device)  y la COB (chip on board). Las segundas, debido a su construcción, poseen un rendimiento lumínico mayor y disipan mejor el calor. También existen diferentes opciones en cuanto a color, según la fuente de luz led vaya a ser usada en interiores, exteriores u otros espacios.

Si te preguntas cuál es la bombilla LED más adecuada para cada una de las estancias de tu hogar, aquí tienes unas pequeñas recomendaciones.

  • Para el salón con una bombilla de LED de luz cálida se conseguirá el ambiente ideal.
  • En la cocina las bombilla de LED con luz natural o fría son las que mejor encajan.
  • Para los cuartos de baño necesitas una iluminación general y otra en los espejos de mayor intensidad. Elige luz blanca.
  • En las zonas de trabajo y de lectura necesitamos una bombilla que reproduzca los colores de la forma más real posible. El haz concentrado de las bombillas LED y su baja emisión de calor las hace especialmente indicadas como fuentes de luz puntual.
  • En lo que se refiere a pasillos y zonas de paso son especialmente aconsejables las fuentes de luz LED, porque son de encendido rápido y a plena potencia desde el primer momento. A esto se le suma las posibilidades que ofrecen las tiras de LED a la hora de delimitar zócalos, cornisas o escalones.