QUÉ ESPERAR CUANDO ESTÁS ESPERANDO

Si sois de los que estáis esperando la llegada de un nuevo miembro a vuestra familia seguro que andáis como locos tratando de preparar el nido para que no le falte de nada.  Pues bien, no solo es importante que los dormitorios de bebé sean cómodos y acogedores, también lo es la seguridad.

Algunas de esas medidas de seguridad deben estar presentes desde el primer momento en el que se decide decorar el dormitorio del bebé. Por ejemplo, a la hora de pintar las paredes o escoger los muebles es fundamental elegir productos que no sean tóxicos.

Hay algunos elementos y dispositivos que os resultarán indispensables para ganar en tranquilidad. Los enchufes, por ejemplo, resultan muy atractivos a los bebés y, por norma general, suelen estar a su alcance. Lo ideal es protegerlos con tapas especiales. Recomendamos los modelos que giran para que no sea necesario quitar estas protecciones cuando necesites usarlos.

Los topes para puertas son otro elemento del que no podrás prescindir, ya que evitan que los pequeños puedan cerrarlas y pillarse los dedos en cuanto te descuidas.  Si tu pequeño es especialmente intrépido y aventurero no te vendrá mal instalar cierres de seguridad para las ventanas. En cuanto a las cortinas y estores es importante no dejar cuerdas ni cordones que cuelguen y puedan ser alcanzados por ellos. Existen accesorios especiales para mantenerlos enrollados.

Otra medida de seguridad muy importante es anclar a la pared las librerías y cualquier otro tipo de mueble alto. Llegará un momento en el que intentará trepar por ellos para llegar a la zona más alta y siempre evitará que pueda caérsele encima.  Por otro lado, se recomienda colocar protectores en las esquinas de todos los muebles que estén a su alcance para evitar golpes desafortunados.

Las alfombras son excelentes para amortiguar las más que probables caídas de los pequeños, sobre todo cuando están dando sus primeros pasos. Si colocas cinta antideslizante evitarás que se mueva y el pequeño se resbale.

Es importante extender estas medidas de seguridad más allá del cuarto del bebé, deben estar presentes en toda la casa. Las cocinas y los baños son los puntos del hogar donde suelen acumularse más puntos de peligro. Existen diferentes soluciones para mantener los cajones y puertas a prueba de niños para alejarles de objetos punzantes y productos tóxicos.

Si mientras estás esperando pones en práctica estas medidas tendrás gran parte del trabajo hecho cuando llegue el momento. Seguro que entonces agradecer no tener que preocuparte por si has creado una habitación segura para tu hijo y así tener más tiempo para disfrutar de él.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios marcados com *