Artigos

¿QUÉ NECESITAS PARA QUE TU CASA SEA ECO-FRIENDLY?

Si eres una persona preocupada por el entorno natural y el medio ambiente seguro que te gustaría que tu hogar fuera lo más eco-friendly posible. Hoy, que coincide con el Día Mundial del Medio Ambiente, queremos compartir contigo algunos consejos que puedes aplicar para conseguirlo.

No consiste en realizar cambios drásticos ni se necesita hacer grandes inversiones para que tu casa sea respetuosa con el medio ambiente. En la mayoría de los casos se trata de pequeñas acciones que pueden tener importantes consecuencias positivas.

Puedes empezar eligiendo elementos naturales para los suelos y revestimientos. En este aspecto la madera y la piedra serán tus grandes aliados.

Los textiles son otro elemento que siempre tenemos muy en cuenta a la hora de decorar nuestro hogar para hacerlo más confortable y acogedor. Para lograr una casa eco-friendly es necesario elegir tejidos naturales, procedentes de materias primas ecológicas como el algodón, el lino o la lana. En la medida de lo posible revisa las etiquetas para asegurarte que son materiales cien por cien orgánicos, y que están teñidos con colorantes de origen vegetal.

Practicar el reciclaje consciente es una de las acciones más sostenibles que podemos llevar a cabo. Y, si queremos que nuestra casa sea realmente eco-friendly, reciclar es una acción que tendremos que hacer habitual. No sólo se trata de reciclar los residuos de forma correcta sino también de darle nuevos usos a los objetos que dejan de cumplir una función determinada. Antes de desechar un objeto y comprar otro que lo sustituya intenta valorar la posibilidad de repararlo. Muchas veces no es ni más costoso ni complicado y tu entorno te lo agradecerá.

Una casa eco-friendly es una casa en la que se ahorra agua y en la que este precioso bien se consume de forma responsable. Por este motivo es decisivo instalar determinados mecanismos que nos ayuden en esta tarea, como por ejemplo los aireadores que se colocan en los grifos. Mezclan el agua con aire y consiguen reducir el consumo de agua sin que se advierta pérdida de caudal. Otro ejemplo son los mecanismos de doble descarga para las cisternas de los inodoros. Si tienes jardín puedes instalar un sistema de riego por goteo que consume menos agua que otros métodos de riego y es compatible con instalar un depósito para recoger el agua de lluvia para este fin.

Las fuentes de energía sostenibles, como la energía solar, son una buena alternativa para ahorrar en el consumo. Pero hay otras formas de conseguirlo, como la de optar siempre por electrodomésticos eficientes, con categoría A+++.

Sea como sea, la responsabilidad y el respeto son los pilares sobre los que se apoya la sostenibilidad de una casa y de una forma de vida. Con estos consejos lograrás una casa eco-friendly para vivirla según tu forma de ser y de pensar.

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE LA ILUMINACIÓN LED

Os hemos hablado en varias ocasiones sobre los LED, destacando que son más sostenibles que las bombillas tradicionales. Hace tiempo que sustituimos el alumbrado de nuestras oficinas para que sea íntegramente LED dentro de nuestro compromiso con el medio ambiente y, con el afán de extender este compromiso a vuestros hogares, varios de nuestros muebles integran este tipo de iluminación.

Pero, ¿qué es un LED? Son las siglas que se corresponden con diodos emisores de luz (light-emitting diode). Lo que define a estas fuentes de luz es que crecen de filamento o de cualquier otro tipo de elemento o de material peligroso. Por tanto, reducen la contaminación medioambiental.

Su principal característica es una baja emisión de calor que es la responsable, no sólo de su gran eficiencia, sino también de su enorme versatilidad, permitiendo integrar este tipo de luces en el interior de armarios y en pequeños espacios.

Estas serían sus principales ventajas:

  • Bajo consumo energético. Alrededor de un 25% de la energía que se consume en el hogar va destinada a la iluminación. El LED ofrece un ahorro de hasta un 85% de electricidad respecto a las bombillas tradicionales.
  • Vida útil de hasta 50.000 horas.
  • Alta calidad lumínica.
  • Coste de mantenimiento nulo.
  • Mayor respeto por el medio ambiente y la salud.

Existen diferentes tipos de lámparas LED: Las SMD (Surface-mount device)  y la COB (chip on board). Las segundas, debido a su construcción, poseen un rendimiento lumínico mayor y disipan mejor el calor. También existen diferentes opciones en cuanto a color, según la fuente de luz led vaya a ser usada en interiores, exteriores u otros espacios.

Si te preguntas cuál es la bombilla LED más adecuada para cada una de las estancias de tu hogar, aquí tienes unas pequeñas recomendaciones.

  • Para el salón con una bombilla de LED de luz cálida se conseguirá el ambiente ideal.
  • En la cocina las bombilla de LED con luz natural o fría son las que mejor encajan.
  • Para los cuartos de baño necesitas una iluminación general y otra en los espejos de mayor intensidad. Elige luz blanca.
  • En las zonas de trabajo y de lectura necesitamos una bombilla que reproduzca los colores de la forma más real posible. El haz concentrado de las bombillas LED y su baja emisión de calor las hace especialmente indicadas como fuentes de luz puntual.
  • En lo que se refiere a pasillos y zonas de paso son especialmente aconsejables las fuentes de luz LED, porque son de encendido rápido y a plena potencia desde el primer momento. A esto se le suma las posibilidades que ofrecen las tiras de LED a la hora de delimitar zócalos, cornisas o escalones.

SACA PARTIDO A UN PISO PEQUEÑO

Aunque a todos nos gustaría tener una casa grande y espaciosa, no siempre es posible. Por suerte las posibilidades para crear un hogar funcional y decorado con buen gusto no es cuestión de espacio.  Hoy vamos a ver varias claves para decorar espacios reducidos y optimizar al máximo los metros cuadrados con los que cuentas.

La elección y combinación de colores a la hora de decorar nuestro hogar siempre es una de las cuestiones más controvertidas por la gran variedad de gustos y preferencias. Hay quien lo quiere todo en un tono neutro y monocorde mientras hay otros que se decantan por poner cada espacio de un color intenso. Para un piso pequeño lo mejor que puedes hacer es elegir tonos claros y luminosos, al menos en las paredes y el suelo. Si te decantas por paredes oscuras lo que conseguirás es transmitir sensación de agobio.

En cuanto al estilo decorativo, los pisos pequeños se adjuntan más a estilos contemporáneos con un espíritu minimalista que apueste por espacios sencillos y naturales. Eso no quiere decir que no puedas darle tu ‘toque’ a través de complementos decorativos, pero la base cuanto más limpia y sencilla ampliará visualmente el espacio.

Existen infinidad de muebles con varias funciones que pueden ayudarnos dando un plus de funcionalidad en la decoración de pisos pequeños. Si apuestas por ellos te salvarán en más de una ocasión: sofás cama, librerías que funcionan como separadores de ambiente, mesas extensibles, etc.

Una casa con poco espacio necesita (aún más que cualquier otra) estar muy bien organizada. Para conseguirlo es necesario que el orden se mantenga a todas horas. ¿Cómo lo conseguimos? Contando con el suficiente espacio de almacenaje para tenerlo todo bien guardado y fuera de la vista. Necesitas aprovechar cada centímetro buscando huecos de almacenaje que queden ocultos a simple vista. Por ejemplo, butacas y mesas con espacio oculto, como la que te mostramos más arriba en la imagen que pertenece a nuestro catálogo CÚBIKA BOLD.

O también puedes hacerte con canapés con sitio para almacenar la ropa de casa, maletas y prendas de otras temporadas que no te caben en el armario, como mostramos en esta imagen de nuestro catálogo CRETA BASIC. Existen mil posibilidades lo importante es que a la hora de elegir tus muebles des prioridad a la capacidad de almacenaje que tienen.

Por último, una vez hayas amueblado tu casa, podrás dotarla de personalidad con determinados elementos que impriman una nota de carácter sin robarte espacio. Apuesta por decorar las paredes con cuadros, fotografías e ilustraciones que digan mucho de ti. Sin abigarrar la atmósfera, pero definiéndola.

¿PUERTAS CORREDERAS O BATIENTES?

A la hora de diseñar el armario ideal para nuestro dormitorio o el de nuestros hijos son muchos los puntos que debemos tener en cuenta: la estructura, los complementos de interior que más nos interesan para guardar nuestras cosas, el diseño exterior que sea acorde con el resto del mobiliario, etc. Una de las elecciones más importantes que hacemos son las puertas, que suelen escogerse según el tipo de apertura, bien sean batientes o correderas.

Las puertas batientes son más adecuadas para espacios grandes, ya que necesitan más espacio por delante para su apertura. Como norma general, si la cama o cualquier otro mueble está situado a menos de un metro y medio del armario se recomienda que las descartes y optar por puertas correderas. Hay que tener en cuenta que abrir el armario para elegir tu ropa es un gesto que hacemos diariamente y tenemos que pensar ante todo en nuestra comodidad.

Por otro lado, las puertas correderas son perfectas para habitaciones pequeñas, ya que no necesitas tanto espacio para abrirlo. Suelen ser de estilo más moderno y cada vez más usuarios las escogen. Su apertura es silenciosa, y hay quien las considera más cómodas que las batientes porque es más fácil moverse frente al armario y buscar cosas sin tener que estar abriendo y cerrando puertas. En este ejemplo vemos un dormitorio de nuestro catálogo Creta Basic con amplias puertas correderas.

El armario es el mueble estrella de cualquier dormitorio y su elección requiere una especial atención. Tienes que pensar en cómo lo vas a utilizar día a día, que cubra todas tus necesidades de almacenamiento y que tenga coherencia con el espacio en el que va a estar ubicado. En nuestros catálogos encontrarás mil ideas y siempre tendrás a los profesionales de nuestros puntos de venta para asesorarte y conseguir el armario que mejor se adapte a tus necesidades.

UN ARMARIO A TU MEDIDA

Hoy en día tener un armario ordenado es necesario no sólo por estética sino también por el tiempo que nos ahorra cada mañana al buscar una determinada prenda.  Por este motivo hoy os traemos unos sencillos consejos a tener en cuenta a la hora de diseñar tu armario.

Hace años comprábamos un armario y teníamos que amoldar nuestra ropa y complementos a lo que venía de serie. Afortunadamente hoy en día esa situación ha cambiado y somos nosotros los que, con diferentes soluciones como las que ofrece CRETA BASIC y CRETA TOP podemos hacer que el mueble se adapte a las prendas que ya tenemos para que sea más funcional y mucho más sencillo mantener el orden en él.

El primer paso antes de enfrentarnos al diseño sería realizar un listado previo de todo lo que queremos guardar y de cómo nos gustaría guardarlo. Por ejemplo, si tienes muchos vestidos a media pierna quizás te gustaría tenerlos colgados en una barra a medida, y si lo que tienes son muchas camisas cuya longitud es menor puedes aprovechar el espacio bajo la barra con una cajonera más alta. Hay que tener en cuenta qué prendas prefieres tener a la vista como en un expositor de una boutique y cuales prefieres tener en cajas porque las utilizas con menos frecuencia.

Es recomendable aprovechar la ocasión de estrenar un nuevo armario para deshacerte de todas esas prendas que apenas utilizas o que incluso has olvidado que posees.  Las prendas que utilizas ocupan el mismo espacio que las que no usas desde hace años, es posible que te sea más rentable dejar ese espacio disponible para futuras nuevas prendas sin estorbar a la hora de localizar las que sí utilizas.

Una vez escogidas las prendas que se quedan contigo, es importante establecer patrones para guardar la ropa. Cualquiera de ellos es válido, escoge el que más se adapte a ti o te resulte más lógico, pero empieza a clasificar esas prendas: separa la ropa de invierno de la de verano, la que quieres doblar de la que vas a colgar, camisetas, jerseys, faldas, pantalones…  Puedes ordenarlas por estilos, colores, ocasiones, temporadas…

A la hora de diseñar el armario no pienses sólo en la propia estructura del mueble, piensa también en los accesorios que te pueden ayudar a que todo esté perfectamente organizado, o incluso en perchas especiales para pañuelos, bolsos, corbatas, etc.

La iluminación es también otro factor a tener en cuenta. No sólo la luz exterior para poder arreglarte y ver cómo te sienta la ropa sino una correcta iluminación del interior del armario para facilitar la búsqueda de ropa.

Ahora que ya sabes que es lo que tienes que guardar en tu armario te resultará mucho más fácil realizar el diseño y, una vez lo tengas instalado, sabrás siempre dónde está esa prenda que quieres ponerte. Recuerda que el orden no es sólo un regalo para la vista sino que te ayuda a optimizar tu tiempo en tu día a día.

ELIGE EL COLCHÓN PERFECTO

Elegir un colchón es una decisión que no podemos tomar a la ligera, y más teniendo en cuenta que podemos pasar de media 20 años de nuestra vida durmiendo.  Si aciertas en tu elección descansarás bien, te levantarás despejado y, sobre todo, evitarás dolores de espalda o de cervicales. ¿Qué debo tener en cuenta a la hora de buscar el colchón adecuado?

– En primer lugar, si duermes solo o acompañado. Si lo haces acompañado puedes optar por un colchón de látex o de muelles embolsados o ensacados. Te ayudarán a mantener la independencia de movimiento entre las dos personas que duermen en la misma cama. Si la diferencia de peso es muy grande mejor dormir en dos colchones independientes unidos por el centro para evitar que el exceso de movimiento del que pese más pueda impedir el buen descanso del otro.

– El largo del colchón se ve condicionado por la altura de las personas que van a dormir en él. Como mínimo suma a este largo 10cm más que la altura de la persona más alta.

– Otra condición a tener en cuenta es el peso de las personas que van a dormir en él. Una persona ligera necesitará un colchón más flexible, que se adapte cómodamente a su forma. Si pesas más de 70kg recomendamos un colchón firme para proporcionar una mejor sujeción y confort.

– Para probar la firmeza del colchón y ver cuál se adapta mejor a nuestro cuerpo, a la hora de probarlo deberíamos tumbarnos boca arriba con las piernas estiradas, manteniendo la columna apoyada en el colchón.

– Si te gusta dormir de lado es preferible que elijas un colchón de menor firmeza, de modo que el hombro pueda hundirse ligeramente para encontrar una posición cómoda. Si duermes boca arriba el colchón debería ser duro y firme.

– Si sudas cuando duermes o vives en un lugar muy cálido es preferible que compres un colchón de muelles. Si eres friolero mejor uno de látex, viscoelástico o de espuma, que ayudarán a conservar el calor.

A continuación vamos a ver los diferentes tipos de colchones que existen en el mercado y sus diferencias.

Los colchones de muelles siguen siendo los más vendidos y preferidos por los consumidores. Se basan en una estructura central de muelles, acolchada por ambos lados. A pesar de ser una de las opciones más económicas, se pueden encontrar multitud de alternativas de mayor calidad dependiendo de la cantidad de muelles y su distribución, del grosor de las capas acolchadas y de si son modelos embolsados independientemente. Además de su precio y su comodidad, su principal ventaja es que ofrecen un soporte y sujeción adecuado para la espalda. Hay que tener en cuenta, como desventaja, que con los años tienden a deformarse y que para mucha gente resultan demasiado duros.

Entre los colchones de látex existen dos tipos: los sintéticos y los cien por cien naturales. El látex natural proviene de la resina del caucho vegetal, un material elástico que, tratado correctamente, constituye el núcleo del colchón, transformándose en una materia esponjosa, suave, transpirable y totalmente ecológica.

En los sintéticos, la estructura de muelles convencional se sustituye por capas de látex que proviene generalmente del petróleo. Este tipo de colchones generalmente están compuestos por un 20% de látex natural y un 80% de látex sintético.

En ambos casos los colchones se adaptan totalmente a la forma y peso del cuerpo. La firmeza y calidad dependerá de la proporción de látex natural yo sintético que tengan. Cuanto mayor sea la proporción de elementos naturales, más confortable será el colchón, aunque también más delicado. Si nos decantamos por un colchón de látex debemos tener muy en cuenta que sólo son compatibles con somieres de láminas de madera o bases transpirables. No deben utilizarse sobre una base tapizada o no transpirable. Tampoco deben utilizarse con protectores impermeables, lo que se recomienda es el uso de fundas transpirables de algodón cien por cien. Es necesario voltearlos cada 3 meses de arriba abajo e incluso cambiar su orientación para mantener una correcta higiene.

Entre sus indiscutibles ventajas están la comodidad, durabilidad y muy buena articulación. Algunos poseen incluso siete zonas de descanso independientes. En cuanto a su precio, por lo general, son menos económicos que los de muelles.

Los colchones viscoelásticos son unos de los más demandados en el mercado. Surgieron a partir de una espuma desarrollada originalmente por la NASA. Al principio sólo se usaba en productos espaciales pero con el tiempo se popularizó para el uso común de colchones y almohadas ya que puede soportar grandes presiones sin perder elasticidad. Su núcleo central lo conforma una capa de alta densidad que asegura la mejor sujeción y evita la deformación, mientras que las capas con las que se reviste son mullidas y más suaves.

Estas características lo convierten en la base perfecta para conseguir un sueño reparador gracias a su adaptación natural a la fisonomía y estructura corporal. Ninguna zona del cuerpo queda sin apoyo.  Al igual que sucede con los de látex, sólo deben utilizarse con somieres de láminas de madera o bases transpirables.  Para mantenerlos sólo es necesario cambiarlos de orientación de vez en cuando. Suelen ser más caros que los de muelles o látex, pero sin duda son los más indicados para personas con dolores óseos y musculares.

Los tradicionales colchones de espuma son la versión previa de los actuales viscoelásticos. Están fabricados con espuma de poliuretano y sus versiones más económicas son poco resistentes y adaptables. Sin embargo, los de mayor calidad, suponen una interesante alternativa a los de látex y viscoelásticos. Por ejemplo, los fabricados con la denominada tecnología Bultex, que están creados con una materia de carácter celular en forma de nido de abeja, aportan una alta resistencia y flexibilidad. Su precio es asequible, existen diferentes niveles de firmeza y como principal ventaja pueden adaptarse a cualquier medida. Por el contrario, exceptuando los de alta calidad, se deforman con el paso del tiempo.

Fuente: Houzz

¿CÓMO ES LA CASA IDEAL PARA UN SINGLE?

El número de hogares unipersonales está creciendo en nuestro país, año tras año, y sus habitantes tienen diferentes caras: jóvenes que inician la aventura de la emancipación, solteros que se sienten cómodos viviendo solos, divorciados que ya no necesitan tanto espacio en su casa…  La demanda de pisos para singles se ha disparado en los últimos años como consecuencia de los cambios sociales.

El número de personas que viven solas aumenta cada año y ya supera la cifra de un 25% del total de los hogares en España. Es la segunda opción más habitual, después de los hogares formados por dos personas (alrededor del 30%).

En general, los solteros que no quieren compartir piso buscan inmuebles similares a un estudio, que tenga entre 50 y 60m2, con una o dos habitaciones, o apartamentos en alquiler con rentas asequibles. Buscan una adaptabilidad no sólo en cuanto a espacio sino también en cuanto a precio, ya que un gran número de estos singles son jóvenes.

Según un estudio realizado por pisos.com, los singles suelen preferir las zonas céntricas de la ciudad y buscan sobre todo vivir de alquiler. Por otro lado, tienden a configurar su piso de manera muy funcional, con pocos espacios separados para lograr una mayor sensación de amplitud.

Según la arquitecta Mónica Lombana estas son las características que tendría el piso ideal single, considerando que no tenga más de 50m2:

– El salón tiene que ocupar la mayor parte del espacio disponible, aprovechando al máximo la entrada de luz natural e incorporando la terraza, si la hubiera.

– La cocina debería ser una prolongación del salón, colocando entre ambos espacios virtuales una mesa que sirva tanto de comedor como de mueble auxiliar para cocinar.

– Así mismo, el salón puede separarse del dormitorio por un tabique sin puerta o instalar una corrediza para eliminar zonas muertas.

– El baño debe ser la estancia más funcional porque es donde menos tiempo pasamos. Si es posible, hay que ganar superficie para el dormitorio o el salón, por ejemplo cambiando la   bañera por una ducha.

– Como último consejo, conviene contemplar la posibilidad de aprovechar las alturas si la vivienda cuenta con techos elevados, construyendo altillos para almacenaje o, incluso, como dormitorio extra.

Fuente: Anida

PREPARA TU DORMITORIO PARA EL FRÍO

El frío nos ha pillado por sorpresa, una vez más, y la temperatura de nuestros hogares va bajando según pasan los días. Es momento de adaptar nuestra casa a la nueva estación y especialmente nuestro dormitorio para darle un extra de confort y calor de cara al invierno.

Es la época del año en la que pasamos más tiempo en él, bien sea para leer, ver la televisión acurrucados bajo una manta o haciéndonos los remolones para no levantarnos de la cama durante el fin de semana.

Los elementos textiles son los que ayudan a hacer que la estancia sea más acogedora durante los fríos días (y noches) de invierno. Las tonalidades cálidas son las más adecuadas para crear un ambiente acogedor y contrarrestar la temperatura. Las mantas a los pies de la cama junto con los cojines son piezas claves para crear una atmósfera cálida.

Si eres de los que retiras las alfombras en cuanto llega el calor ahora es el momento de volver a ponerlas en su lugar. Así como en los meses de calor unos suaves visillos que permitan entrar la luz son la mejor elección, durante estos meses las cortinas gruesas serán nuestras mejores aliadas. Durante el día lo más adecuado es apartarlas para dejar entrar la máxima luz (y calor natural) posible, mientras que por la noche las cortinas gruesas cumplirán su función de ser una capa más que nos aísla del frío.

Por supuesto entre los textiles el rey siempre es el edredón.  Es quizás la elección más difícil, pero existen en el mercado multitud de opciones entre las que escoger: de pluma, plumón o sintético, diferentes medidas y grosores, etc. A la hora de comprarlo piensa siempre en cuál es la media de temperatura en tu hogar de madrugada para encontrar el que mejor se adapta a ella.

Los dormitorios CRETA BASIC son ideales para crear el ambiente cálido y acogedor que buscas. ¡Te invitamos a descubrirlo!

UN LUGAR PARA CADA COSA

Es cierto que por mucho espacio que tengamos en casa nunca nos parece suficiente para guardar nuestras cosas. Aún más cuando nos referimos a nuestras prendas de vestir. A todos (y a todas) nos encantaría tener una habitación sólo para nuestra ropa. O, mejor aún, una para nuestra ropa y otra para nuestros zapatos.  Pero por desgracia la mayoría de las viviendas no cuentan con ese espacio adicional y tenemos que acondicionar un espacio en nuestro dormitorio para ello.

Últimamente estoy viendo muchos ‘programas de casas’ en la televisión, y he llegado a la siguiente conclusión: no importa el espacio que tengas en un armario sino lo bien que lo aprovechas. En multitud de ocasiones muestran unos vestidores de gran tamaño en los que está todo por el suelo, o hecho un revoltijo o prendas y más prendas apiladas hasta el infinito. Y a los que nos gusta el orden nos da por pensar: ¡Que me dejen entrar un par de horas en ese armario para poner todo en su sitio!

Hoy en día hay miles de soluciones para clasificar nuestra ropa en el armario, de forma que quede a la vista y que no perdamos tiempo (ni paciencia) al buscar una determinada prenda. Y es que cuando planificas un espacio para que cada cosa tenga su lugar, mantener el orden en tu día a día te resultará mucho más fácil. Como se suele decir: ‘Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar’. Si tienes esto en mente a la hora de diseñar el interior de tu armario conseguirás que tu día a día sea más sencillo.

Las baldas que forman un espacio como maletero, como en la imagen superior, pueden servirte no sólo para colocar maletas unas dentro de otras, sino también para colocar ropa de fuera de temporada o incluso ropa de hogar que no utilices con frecuencia

Si en tu caso tienes que compartir el armario con otra persona, la mejor opción es que haya una barra para colgar para cada uno. Si tienes muchas prendas largas como abrigos o vestidos recomendamos que la altura sea de 1,70m. Si en tu caso la mayoría de tus prendas son cortas con un metro es suficiente. Para aprovechar bien la altura de los armarios, en nuestro catálogo Creta Basic encontramos estas barras abatibles que son muy útiles, y una alternativa a los clásicos según se adapte a tus necesidades.

Para la parte media y baja del armario, además de las clásicas cajoneras,  estamos apostando por módulos extraíbles ya que es la mejor forma de dar utilidad ‘real’ a todo el fondo del armario. Sino tendemos a abandonar prendas en el fondo y sólo utilizar las que tenemos en primer término.  En Creta Basic puedes encontrar pantaloneros, cestas, bandejas con compartimentos para múltiples usos, o los clásicos estantes que en su versión extraíble harán que tu vida sea más fácil.

¿A qué esperas para buscar un lugar para cada cosa?

TRUCOS FÁCILES PARA QUE UNA HABITACIÓN PAREZCA MÁS AMPLIA

En mayor o menos medida, a todos nos vendrían de maravilla algunos metros cuadrados más en nuestro hogar. Sabemos lo valioso que es el espacio y, sin embargo, lo solemos desaprovechar en numerosas ocasiones.  Existen numerosos trucos prácticos y eficaces para conseguir agrandar cualquier espacio visualmente, y hoy vamos a repasar alguno de ellos.

Si tienes la suerte de que la estancia está bien orientada y tiene la suficiente luz natural ya tienes gran parte de la batalla ganada. Si no es así, ten siempre presente que lo más importante es potenciar la luz natural de todas las formas posibles, paliando todos los rincones oscuros que pueda haber en la habitación. Hay que huir de las cortinas y estores gruesos que cubran las ventanas. Los tejidos cuando más livianos y blancos más te ayudarán a lograr una estancia amplia y luminosa. Si no cuentas con suficiente luz natural, diseñar una buena iluminación artificial puede ser la mejor inversión.

Planifica bien dónde vas a colocar los muebles, ya que la disposición de éstos puede jugar a tu favor o en tu contra si quieres que una estancia parezca amplia y acogedora. Si quieres conseguirlo lo ideal es pegar a las paredes las piezas más voluminosas, como el sofá, el aparador o las librerías. De esta forma dejarás libre de obstáculos el centro de la habitación y podrás moverte con mayor libertad.

Las librerías de suelo a techo son un elemento  tradicional que ayuda a ampliar visualmente el espacio. Si eres un apasionado de la lectura no sólo podrás colocar todos tus libros en perfecto orden, sino que añadirás altura a las paredes.

Los espejos son otro elemento que puede conseguir que cualquier habitación parezca más espaciosa de lo que realmente es. Si colocamos un espejo de grandes dimensiones en la pared, o en las puertas de un armario de grandes dimensiones como en la fotografía,  logramos duplicar visualmente el espacio.

Como hemos comentado ya en multitud de ocasiones, los colores intensos hacen que una estancia parezca más pequeña y cargada de lo que es. Intenta limitar en la medida de lo posible el uso de estos colores para pequeños detalles y notas de acento. Por el contrario, los colores suaves y los tonos pálidos, lograrán que parezca que tienes una habitación más amplia.

Sucede lo mismo con los textiles y otros elementos decorativos que utilizamos. Los diseños abigarrados y los estampados muy enrevesados hacen que los espacios parezcan mucho más pequeños de lo que son. A la hora de elegir textiles como alfombras, tapicerías, cortinas o cojines, ten en cuenta que los lisos son más versátiles y te ayudarán a ampliar el espacio. Si te decantas por un estampado intenta que sea discreto y de tonos suaves.

Por último ten en cuenta que una habitación, sea del tamaño que sea, si está desordenada parecerá mucho más pequeña de lo que es en realidad.  Con el desorden hay demasiados puntos focales en la estancia que atraen nuestra atención y al mismo tiempo menos espacio físico para moverse, teniendo como resultado la sensación de que el espacio disminuye. La única solución es ordenar y lograr mantener ese orden de forma continua.  ¡Todo un reto!