FENG SHUI EN EL ESPACIO DE TRABAJO

De sobra son conocidos los beneficios del Feng Shui para conseguir entornos agradables, positivos y que nos aporten bienestar para que todo fluya en nuestra vida. Además de aplicarlo en nuestro hogar es importante que intentemos aplicarlo a nuestro espacio de trabajo o estudio.

Estos espacios se ven expuestos a corrientes de energía que pueden ser positivas o no, y que tienen una manifestación real en nuestro rendimiento y, por tanto, en la consecución de nuestros logros a nivel profesional o académico. Según los preceptos del Feng Shui en la oficina, tan solo observando ciertos consejos en lo que se refiere a la disposición de los muebles u objetos de nuestro lugar de trabajo podemos mejorar, de forma considerable nuestro éxito laboral. ¿Por qué no intentarlo?

El primer paso para aplicar esta técnica milenaria es intentar colocar el escritorio de la mejor manera posible ya que, por norma general, es el punto focal de nuestro espacio de estudio o trabajo. Esta colocación variará si compartimos ese espacio con otras personas o no.

En el caso de que sea un espacio compartido hay que procurar que la mesa se sitúe delante de una pared (sin puertas ni ventanas), de forma que tu espalda quede protegida por esta. Se recomienda poner en ella un cuadro con paisajes naturales. En el caso de no poder utilizar este tipo de ubicación, quizás se pueda colocar a la espalda un mueble de grandes dimensiones, como una librería, o bien poner un espejo que refleje lo que está sucediendo a tu espalda. Si, por el contrario, trabajas de forma individual, o incluso en tu propio hogar, será mucho más sencillo disponer los muebles a tu gusto.

En la medida de lo posible debemos evitar que la mesa esté directamente de frente a la puerta, ya que quedaría demasiado expuestos a las energías que circulan. Por otro lado, tampoco se debería colocar de espaldas a la puerta, pues quedarías desprotegido. Ubicar el escritorio en diagonal a la puerta de ingreso a la oficina es lo ideal. Esta posición estimula el éxito, protege contra energías negativas y atrae la buena fortuna.

Es muy importante mantener el escritorio ordenado. Es fundamental evitar el desorden y la falta de utilidad, centrándonos en lo realmente práctico, sin descuidar el aspecto estético. La mezcla  de comodidad y seguridad dará lugar a resultados fáciles y a disfrutar mientras se trabaja. Para ello podemos optar por almacenar los documentos en armarios o cajones, para que  no estén a la vista. Si dejamos en la mesa tan solo las cosas que son realmente necesarias y útiles en el día a día estamos dejando espacio a nuevos clientes y nuevas oportunidades.

La iluminación es un elemento muy importante para estos espacios, donde debe predominar la luz natural, preferentemente de costado a la mesa de trabajo y, en el caso de iluminación artificial debe ser lo más cálida posible, para estimular tu sensación de bienestar.

La paleta cromática que utilicemos influirá también en el bienestar y la productividad en el trabajo. Según la labor que desarrolles puedes elegir los tonos para estimular tu creatividad, elevar tu conexión con los demás, mejorar las comunicaciones, o analizar estrategias y negocios entre otros.

El naranja y el rojo son colores de fuego. Se asocian a la vitalidad y la pasión. Son muy creativos pero resultan poco adecuados para un puesto de trabajo porque pueden ser demasiado agresivos y dificultan la concentración.

El blanco y el gris son colores de metal. El blanco es un color luminoso que simboliza la pureza, la confianza y la tranquilidad. Genera ambientes ordenados, limpios y visualmente atractivos. Ayuda a la objetividad, la concentración y el trabajo intelectual. Tiene muy buenas cualidades; tan solo le falla la falta de calidez. Si nos decidimos por este tono en la oficina es importante que lo combinemos con otros colores suaves. El gris es una muy buena opción para la oficina, especialmente cuando se combina con azules.

El amarillo evoca sentimientos de alegría y simpatía, pero ciertos tonos de amarillo pueden producir ansiedad.

El verde es un color de madera y habla de crecimiento. Resulta muy relajante en espacios con buena luz natural ya que recuerda a la naturaleza y el crecimiento y en tonos claros previene la fatiga visual. El verde agua o el lavanda son tonos ying que ayudan a la concentración mental. Algunos detalles en colores vibrantes que aporten energía yang, necesaria para mantenernos lúcidos y dinámicos pueden incorporarse en cuadros y objetos. El verde genera ideas nuevas e ingeniosas, por lo que resultan interesantes para quienes trabajan hacia nuevos mercados o están cambiando su rumbo laboral.

Los tonos azules favorecen la introspección y a contactar con las propias emociones, siendo beneficioso para quienes trabajan solos. El morado produce sensación de sanación y de calma. Si elegimos tonos pasteles, éstos pueden ser colores muy adecuados para paredes y techos. Los colores naturales tierras transmiten sensación de contención y estabilidad y ayudan a dominar miedos y preocupaciones futuras.

En cualquier caso, creas o no en el Feng Shui, el objetivo a perseguir a la hora de organizar nuestro rincón de estudio o trabajo es siempre conseguir un espacio agradable y acogedor en el que sentirnos a gusto, cómodos y despiertos, para poder dar lo mejor de nosotros mismos en el plano laboral.

¿LITERA O CAMA TREN?

Si ya conoces nuestro catálogo UP18, sabrás que existen diferentes opciones de mueble entre los que puedes elegir para  que tus hijos compartan habitación. Si cuentas con un espacio reducido que quieres aprovechar al máximo lo más seguro es que estés dudando entre una litera o una cama tren. Pero… ¿Cuál te conviene más? Vamos a ver qué ventajas aporta cada una.

Por suerte las literas de hoy en día distan mucho de su origen militar. Se caracterizan porque las camas están en la misma vertical, una encima de otra. Ocupan el ancho de la cama así que necesitarás menos espacio en el dormitorio que con una cama tren. Hay que tener muy en cuenta a la hora de elegir este tipo de mueble la altura del techo de la habitación para que quede espacio lo suficientemente amplio para el niño que duerme arriba.

Si en tu caso el problema no es la altura del techo sino el ancho de la habitación siempre puedes optar por literas abatibles. Su principal ventaja es que durante el día pueden estar cerradas dejando espacio útil para horas de juego y estudio.

Las camas tren son una opción ideal para aquellas habitaciones que tienen una forma alargada y estrecha.  En este caso, las camas no están situadas simétricamente, sino que se solapan una encima de la otra, aportando un espacio extra para el almacenaje entre ambas camas. Este espacio de almacenaje suele consistir en cajones o pequeños armarios de una o varias puertas. Ese almacenaje extra es su principal ventaja.

Descubre estas y muchas más opciones en nuestro catálogo UP18.

CONFIGURA EL ARMARIO DE TUS SUEÑOS

En anteriores post  hemos ofrecido unas pautas para ayudarte a diseñar un armario con diferentes accesorios para que se ajuste a tus necesidades y, por lo tanto, ayude a que tu día a día sea más fácil.  Puedes verlos en Un lugar para cada cosa yUn armario a tu medida“.

En ellos nos centrábamos en diseñar un interior de armario perfecto pero… ¿Qué pasa con el exterior? ¿Qué opciones tenemos y cómo podemos conseguir que sea al mismo tiempo estético y funcional? El primer paso es decidir si optar por un armario de puertas abatibles o correderas. Aquí puedes ver diferentes puntos a tener en cuenta para tomar esta decisión.

En nuestros catálogos CRETA TOP y CRETA BASIC encontrarás ideas inspiradoras y apasionadas del cambio, con gran variedad de opciones para configurar el frente de armario ideal. Combinando diferentes acabados y lunas para crear una composición que se ajuste a tú dormitorio. ¡Te invitamos a descubrirlo!

TRUCOS FÁCILES PARA QUE UNA HABITACIÓN PAREZCA MÁS AMPLIA

A algunos más y a otros menos, pero a todos nos vendrían de maravilla algunos metros cuadrados más en nuestro hogar. Sabemos lo valioso que es el espacio y, sin embargo, lo solemos desaprovechar en numerosas ocasiones.  Existen numerosos trucos prácticos y eficaces para conseguir agrandar cualquier espacio visualmente, y hoy vamos a repasar alguno de ellos.

Si tienes la suerte de que la estancia está bien orientada y tiene la suficiente luz natural ya tienes gran parte de la batalla ganada. Si no es así, ten siempre presente que lo más importante es potenciar la luz natural de todas las formas posibles, paliando todos los rincones oscuros que pueda haber en la habitación. Hay que huir de las cortinas y estores gruesos que cubran las ventanas. Los tejidos, cuanto más livianos y blancos, más te ayudarán a lograr una estancia amplia y luminosa. Si no cuentas con suficiente luz natural, diseñar una buena iluminación artificial puede ser la mejor inversión.

Planifica bien dónde vas a colocar los muebles, ya que la disposición de éstos puede jugar a tu favor o en tu contra, si quieres que una estancia parezca amplia y acogedora. Para conseguirlo, lo ideal es pegar a las paredes las piezas más voluminosas, como el sofá, el aparador o las librerías. De esta forma dejarás libre de obstáculos el centro de la habitación y podrás moverte con mayor libertad.

Las librerías de suelo a techo son un elemento tradicional que ayuda a ampliar visualmente el espacio. Si eres un apasionado de la lectura no sólo podrás colocar todos tus libros en perfecto orden, sino que añadirás altura a las paredes.

Los espejos son otro elemento que puede conseguir que cualquier habitación parezca más espaciosa de lo que realmente es. Si colocamos un amplio espejo en la pared, o en las puertas de un armario de grandes dimensiones como en la fotografía, logramos duplicar visualmente el espacio.

Como hemos comentado ya en multitud de ocasión los colores intensos hacen que una estancia parezca más pequeña y cargada de lo que es. Intenta limitar en la medida de lo posible el uso de estos colores para pequeños detalles y notas de acento. Por el contrario, los colores suaves y los tonos pálidos, lograrán que parezca que tienes una habitación más amplia.

Sucede lo mismo con los textiles y otros elementos decorativos que utilizamos. Los diseños abigarrados y los estampados muy enrevesados hacen que los espacios parezcan mucho más pequeños de lo que son. A la hora de elegir textiles como alfombras, tapicerías, cortinas o cojines, ten en cuenta que los lisos son más versátiles y te ayudarán a ampliar el espacio. Si te decantas por un estampado intenta que sea discreto y de tonos suaves.

Por último, ten en cuenta que una habitación, sea del tamaño que sea, si está desordenada parecerá mucho más pequeña de lo que es en realidad.  Con el desorden hay demasiados puntos focales en la estancia que atraen nuestra atención y al mismo tiempo menos espacio físico para moverse, teniendo como resultado la sensación de que el espacio disminuye. La única solución es ordenar y lograr mantener ese orden de forma continua.  ¡Todo un reto!

LA MEJOR UBICACIÓN PARA EL CABECERO

Seguro que alguna vez, aunque sea de pasada, has escuchado hablar del Feng Shui. Aplicado a la decoración se centra en la premisa de que la ubicación de los muebles y objetos es determinante para el flujo de la energía positiva (chi) dentro de una determinada estancia.

Por supuesto, uno de los espacios en los que cobra aún más importancia es el dormitorio, para permitirnos un perfecto descanso y estado de relajación. Aunque existen muchos otros factores a tener en cuenta en una habitación, la posición de la cama es según este arte oriental la clave para armonizar y equilibrar adecuadamente el espacio, y hacer que nos despertemos con vitalidad y energía renovada.

La primera recomendación es que la cama no debería estar ubicada frente a la puerta o bajo la ventana, lo ideal es que el cabecero tenga detrás la pared que esté más alejada de la puerta. La ausencia de cabecero de cama es, según el Feng Shui, sinónimo de inestabilidad y falta de seguridad ante la vida. Por eso se recomiendan las camas con cabeceros sólidos y que estén colocadas en una pared en la que no haya ventanas o espejos. Si no se puede evitar y hay una ventana sobre la cama, ésta deberá estar oculta bajo gruesas cortinas o estores.

La pared en la que se coloque el cabecero es preferible que no sea la misma en la que al otro lado se apoya el inodoro. Si quieres decorar la pared sobre el cabecero aconseja elegir objetos no muy pesados y evitar la instalación de ventiladores de techo sobre la cama. Otro punto fundamental a tener en cuenta a la hora de ubicar los muebles en el dormitorio es que se pueda acceder a la cama por ambos lados, es decir, evitando ubicarla completamente pegada a una de las paredes, y si tu espacio te lo permite colocar una mesilla de noche a cada uno de los lados de la cama.

Son consejos que parecen sencillos, pero si contamos con un dormitorio de dimensiones reducidas seguir estas leyes puede convertirse en una ardua tarea. Por suerte el mismo Feng Shui ofrece consejos para contrarrestar la energía estancada que puede provocar el no poder seguir estos pasos por las características constructivas de los espacios.

Las imágenes que acompañan a este texto pertenecen a nuestro catálogo CRETA TOP. ¡Te invitamos a descubrirlo!

DEJA QUE LA NAVIDAD LLEGUE A TU SALÓN

En la mayoría de los hogares existen tradiciones que no pueden faltar una navidad tras otra. Sin embargo, a todos nos encanta innovar para darle un toque distinto cada año, como por ejemplo preparando nuevos platos para servir a la mesa ante nuestros familiares y amigos.

Algo en lo que nos encanta innovar cada año es en la decoración de nuestros hogares, especialmente de la entrada o el salón. Hoy os queremos dejar varias ideas para inspiraros y que este año vuestro árbol navideño sea distinto. ¡Esperamos que os gusten!

Elementos naturales como piñas o palos, que podemos recoger en familia en un paseo por el campo,  pueden convertirse en arbolitos para darle un toque cálido y acogedor a tu salón.

El papel es otro material con el que puedes crear árboles y adornos diferentes. Con papel de regalo o partituras puedes realizar composiciones originales y económicas como las de las fotografías. ¡Deja que los más pequeños te echen una mano!

Si tienes un salón pequeño y no quieres renunciar al árbol, puedes crear tu propio árbol en la pared, con luces, fotografías, dibujos, tablones de madera… hay mil posibilidades.

¿Ya tienes pensada tu decoración navideña? Puedes encontrar estas y muchas más ideas de decoración navideñas en nuestro perfil de Pinterest.

¿CÓMO ES LA CASA IDEAL PARA UN SINGLE?

El número de hogares unipersonales está creciendo en nuestro país, año tras año, y sus habitantes tienen diferentes caras: jóvenes que inician la aventura de la emancipación, solteros que se sienten cómodos viviendo solos, divorciados que ya no necesitan tanto espacio en su casa…  La demanda de pisos para singles se ha disparado en los últimos años como consecuencia de los cambios sociales.

El número de personas que viven solas aumenta cada año y ya supera la cifra de un 25% del total de los hogares en España. Es la segunda opción más habitual, después de los hogares formados por dos personas (alrededor del 30%).

En general, los solteros que no quieren compartir piso buscan inmuebles similares a un estudio, que tenga entre 50 y 60m2, con una o dos habitaciones, o apartamentos en alquiler con rentas asequibles. Buscan una adaptabilidad no sólo en cuanto a espacio sino también en cuanto a precio, ya que un gran número de estos singles son jóvenes.

Según un estudio realizado por pisos.com, los singles suelen preferir las zonas céntricas de la ciudad y buscan sobre todo vivir de alquiler. Por otro lado, tienden a configurar su piso de manera muy funcional, con pocos espacios separados para lograr una mayor sensación de amplitud.

Según la arquitecta Mónica Lombana estas son las características que tendría el piso ideal single, considerando que no tenga más de 50m2:

– El salón tiene que ocupar la mayor parte del espacio disponible, aprovechando al máximo la entrada de luz natural e incorporando la terraza, si la hubiera.

– La cocina debería ser una prolongación del salón, colocando entre ambos espacios virtuales una mesa que sirva tanto de comedor como de mueble auxiliar para cocinar.

– Así mismo, el salón puede separarse del dormitorio por un tabique sin puerta o instalar una corrediza para eliminar zonas muertas.

– El baño debe ser la estancia más funcional porque es donde menos tiempo pasamos. Si es posible, hay que ganar superficie para el dormitorio o el salón, por ejemplo cambiando la   bañera por una ducha.

– Como último consejo, conviene contemplar la posibilidad de aprovechar las alturas si la vivienda cuenta con techos elevados, construyendo altillos para almacenaje o, incluso, como dormitorio extra.

Fuente: Anida

CREANDO UN ENTORNO SEGURO PARA NUESTROS HIJOS

Por todos es sabido que nuestros hijos desarrollan su capacidad de desplazarse y trepar a cualquier sitio mucho antes de lo que desarrollan el sentido de peligro. Por mucho que estemos constantemente vigilándolos no es suficiente. Necesitamos convertir nuestro hogar en un entorno seguro en el que pueda desarrollar sus habilidades con tranquilidad.

En primer lugar, es muy importante que todos los muebles a los que pueda subirse el niño, no sean fáciles de volcar o de desplazarse si echa su peso sobre ellos. Como medida de seguridad, además de anclar este tipo de muebles a la pared, debemos evitar tener otros muebles de pequeña altura cerca de armarios y estantería.

Al mismo tiempo es necesario que utilicemos adaptadores de seguridad para puertas y cajones que pueden ser accesibles para ellos, con el fin de evitar que puedan pillarse las manos o encontrar algún objeto que pueda ser peligroso. Hoy en día existen en el mercado infinidad de dispositivos especialmente diseñados para este fin.

Otro sencillo consejo, fácil de llevar a cabo, es evitar colocar adornos, juguetes u otros objetos que puedan resultarles llamativos en las estanterías o repisas, o cerca de otros focos de peligro como ventanas o escaleras. ¡Hay que estar atentos a esto porque pueden encapricharse de los objetos más insospechados!

En cuanto a los elementos estructurales, que no ponemos cambiar su ubicación como la de los muebles, también hay algunas precauciones que debemos tomar. Por ejemplo, asegurar bien las ventanas y puertas con acceso a las terrazas para que no puedan abrirlas, o bien colocar telas protectoras en los barrotes de las barandillas de escaleras o balcones, si están muy separados.

En cuanto a su ‘territorio’ hay que prestar especial atención a la cuna, sobre todo cuando se empiezan a mover a sus anchas en ella. En la medida de lo posible debe estar alejada de la ventana y tratar de bajar al máximo el somier. Una señal inequívoca de que necesita una cama es que verás que es capaz de trepar fácilmente por la barandilla, en ese caso una cama con protector resultará más segura para él, porque en el caso de caída la altura siempre será menos peligrosa. Para facilitar este paso de la cama a la cuna, que puede ser necesario de un día para otro, son muy recomendables las cunas transformables como las que puedes encontrar en nuestro catálogo UP. Con ellas puedes realizar esta adaptación de forma sencilla, en cualquier momento y sin necesidad de adaptar la decoración de su dormitorio a los nuevos muebles.

Todas estas medidas son aplicables no sólo a su dormitorio sino al resto de la casa. Son gestos sencillos que pueden quitarte muchas preocupaciones mientras tus hijos van creciendo, para que sólo tengas que preocuparte de vigilarlos y disfrutar de ellos.

SUAVIZANDO LA VUELTA AL COLE

Por desgracia no sólo para los adultos es difícil asumir el final de las vacaciones y la vuelta a la rutina. En determinadas situaciones los niños también pueden sufrir un bajón anímico ante la vuelta al cole, de hecho, estudios recientes afirman que puede afectar a 3 de cada 10 niños en edad escolar. Para evitarlo debemos hacer lo posible por motivarlos y crear un ambiente de entusiasmo ante lo que está por venir en ese nuevo curso que arranca.

Estos días suponen el reinicio de las rutinas escolares y muchos niños se enfrentarán a nuevos compañeros, nuevos profesores y nuevos retos ante los que se deben preparar con antelación. Aquí dejamos unas pequeñas recomendaciones para ayudar a vuestros hijos a vivir sin miedo ni ansiedad esos primeros días de colegio. Tu actitud, unida a algunas pautas para animar al niño y reorganizar sus rutinas puede ser de mucha ayuda.

En primer lugar es importante que procures no exteriorizar tu propia depresión postvacacional si es que la estás sufriendo. Los niños aprenden por imitación y no se les puede pedir positividad y buen ánimo si no perciben esa misma actitud en los padres. Si los padres se muestran confiados y alegres ante los retos de la nueva etapa, es mucho más probable que sus hijos encaren el curso con la misma actitud.

Si el ánimo de un niño es bajo no se suele mostrar abatido, como los adultos, sino irritable y con poca energía. Si observas que detrás de ese comportamiento puede esconderse la ansiedad ante el nuevo curso sería interesante que le contaras cómo superaste tú alguna situación similar, o qué es lo que sueles hacer cuando tienes que enfrentarte a circunstancias que te resultan poco atractivas.

Un par de semanas antes del inicio del curso es bueno empezar a recordar con el niño acontecimientos divertidos o excitantes que hayan vivido en el colegio el curso anterior. Si tiene posibilidad de ver a alguno de sus compañeros durante esos días también puede hacer más fácil esta transición.

Por norma general, los ritmos de comida y descanso cambian en relación al periodo escolar. Al menos dos semanas antes conviene ir restaurando las rutinas escolares antes de que empiece el cole. Lo primero y más importante es modificar la hora de irse a la cama, después la hora de levantarse y por último el horario de las comidas. Esta reinstauración progresiva le ayudará física y mentalmente.

Por último, además de organizar el material escolar, es muy positivo que unos días antes de empezar el cole el niño colabore en la preparación de su dormitorio: despejar la mesa de estudio, guardando los juguetes de verano, ordenando su escritorio y su ropa para el nuevo curso, etc. Esta tarea le servirá para concienciarse de que las clases tienen un comienzo inmediato.

¿NIDO O COMPACTA?

Hoy vamos a mostraros las diferencias entre cama nido y compacta, para que podáis elegir la opción que os conviene más a la hora de diseñar el dormitorio de vuestros hijos.

Las camas nido son aquellas que tienen debajo otra cama o cajones, manteniendo la altura tradicional, entre 50-55 cm aproximadamente, incluyendo el colchón.

Por su parte las camas compactas son una evolución natural de las camas nido. Bajo la cama tradicionalmente se combinan una hilera de cajones y una segunda cama. De esta forma la altura de la cama llega hasta los 80 cm aproximadamente. En nuestro catálogo UP18  las opciones de combinación de este tipo de cama son prácticamente infinitas: dos hileras de cajones, la  segunda cama en el módulo inferior o el intermedio, cajones móviles, etc.

En primer lugar, para poder elegir cuál de los dos tipos de cama puede ser más interesante para ti, tienes que pensar en el uso ‘real’ que vas a hacer de la segunda cama.

La principal ventaja de una cama nido es que, aunque tenga aprovechado el espacio inferior, bien sea con otra cama o cajones, sigue manteniendo la altura estándar de las camas tradicionales. Dado su escaso peso visual se convierte en la mejor opción para dormitorios de espacio reducido.

Por supuesto, la única desventaja que tiene este tipo de camas es que tienes que elegir entre una cama adicional o espacio de almacenaje. Si la cama va a ser utilizada sólo esporádicamente es posible que en tu día a día eches de menos más espacio para guardar cosas.

Las camas compactas nacieron para resolver ese problema y son hoy en día uno de los muebles preferidos por nuestros clientes.  Sin embargo hay que tener en cuenta que, al tener más altura que una cama tradicional o nido, ocupa mucho más espacio y visualmente es más pesada. Por este motivo este tipo de cama se aconseja para habitaciones de tamaño mediano grande.

Ten en cuenta que el color que elijas para los muebles, como ya hemos repetido en otras ocasiones, acentúa o suaviza ese peso visual. Por lo tanto, si quieres incorporar una cama compacta a una habitación de dimensiones reducidas  opta siempre por colores lo más claros posibles.

El acceso a estas camas puede ser algo complicado para niños muy pequeños. Incluso algunos padres consideran que pueden ser peligrosas por la altura. Para estos casos, mientras el niño se adapta a su nueva cama y va creciendo se recomiendan barras quitamiedos que existen en varios formatos y van a juego con el modelo de cama que elijas.