CÓMO CONSERVAR MEJOR EL CALOR EN CASA (Y AHORRAR EN LA FACTURA)

Con una ola de frío excepcional en la mayor parte de España y con el precio de la electricidad al alza, conviene mantener la casa lo más caliente posible para evitar el derroche de un consumo innecesario y un susto al recibir la factura de la luz. Para que puedas conseguirlo recopilamos varios consejos que pueden ayudarte a conservar el calor en tu hogar:

          1. Comprueba los contornos de las ventanas y si sale aire séllalos con cinta aislante. A falta de ventanas de alta gama con el nivel máximo de aislamiento no tienes que sufrir la pérdida excesiva de calor si sellas las juntas con este tipo de cintas.

          2. Utiliza burletes para evitar la pérdida de calor por las puertas. Si el problema es que el calor entra o se escapa por las puertas unos burletes te ayudarán a que el calor no salga de casa. Si no tienes a mano puedes adaptar a cualquier puerta un churro de corcho de los que se usan en la piscina en verano.

          3. Aislamiento para las cajas de persiana. Otro punto de entrada de aire (y de ruido) son las cajas de persiana, que también pueden aislarse con elementos flexibles como espumas protectoras.

          4. Persianas bajadas. Las persianas bajadas en cuanto oscurezca, o incluso todo el día en estancias poco luminosas es muy recomendable estos días. Para aprovechar la fuente del calor más natural ventila en las horas más altas del día y aprovecha el sol durante el día para que ayude a calentar la casa. En cuanto el sol se retire lo mejor es bajar las persianas y cerrar contraventanas si las hubiera.

          5. No te olvides de los textiles. Los textiles aíslan del frío las ventanas, así que en los momentos en los que no haya sol también deberían cerrarse, cubriendo el máximo espacio de las ventanas.

          6. Apuesta por las alfombras para un mayor confort. Al igual que las cortinas te ayudarán a mantener la casa a mejor temperatura y te darán un confort extra. En el salón, el dormitorio, el pasillo o incluso el baño, las alfombras visten tu casa y dan calor.

          7. No tapes ni ocultes la fuente de calor. Estos días olvídate de secar la ropa colgada directamente en los radiadores porque el calor no se repartirá como debe. Si los radiadores están detrás de un mueble grande como un sofá, intenta despejarlo durante el tiempo que dure la ola de frío. Notarás una mejor climatización de la estancia.

          8. Ventiladores de techo con función inversa. Además de ayudar a refrescar la casa en verano, los ventiladores de techo también pueden darte mayor confort térmico en invierno gracias a la función inversa que distribuye el calor para que llegue a toda la estancia.

 Fuente: Decoración 2.0

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *