4 COLORES QUE TRIUNFARÁN EN 2024

Hoy queremos compartir con vosotros los colores que van a predominar en la decoración durante 2024. Veremos como poco a poco van adentrándose en nuestros hogares:

      1. Verde Oliva:

Este tono que combina la frescura del verde con la calidez del amarillo, aporta un toque de naturaleza y elegancia a cualquier espacio. Es un color que se asocia con la naturaleza, la esperanza y la paz, transmitiendo tranquilidad, armonía y equilibrio

Se puede utilizar tanto en paredes como en muebles, textiles y accesorios, creando ambientes armoniosos y acogedores. Además, es un color versátil que se adapta a diferentes estilos decorativos, desde el clásico al moderno, pasando por el rústico y el bohemio.

Esta tonalidad se puede combinar con otros colores, como el blanco, el gris, el azul o el rosa, para crear contrastes interesantes y originales. Este color es, sin duda, una apuesta segura para renovar tu hogar con estilo y personalidad.

      2. Peach Fuzz:

Si hablamos de tendencias sin duda el Peach Fuzz es el color del año, ya que ha sido seleccionado como tal por Pantone. Es una tonalidad melocotón entre el rosa y el naranja que se inspira en los colores de la naturaleza, inspirándose en el amanecer y las flores, que tramiten armonía y bienestar.

Este color, según el instituto Pantone, representa la esperanza, la alegría y el optimismo. Es un color cálido que fomenta el bienestar y la paz interior. Es ideal para crear ambiente relajados y acogedores.

Al igual que el verde oliva, es un color versátil que se adapta a diferentes estilos decorativos y funciona muy bien con los materiales naturales como la madera, piedra, hormigón y metales.

Combina bien con los colores pastel como el lila, el verde menta o el azul cielo, para crear ambientes relajados y armoniosos. También se puede contrastar con colores más intensos, como el rojo, el naranja o el amarillo, para aportar energía y vitalidad.

Para incorporarlo a la decoración de tu hogar puedes pintar una pared del salón o del dormitorio para crear un contraste con los muebles y accesorios de colores neutros o fríos. Así lograrás un ambiente acogedor y luminoso que invita al descanso y la relajación.

Otra opción es usar cojines, mantas, alfombras o cortinas en esta tonalidad para darle un acento de color a tu sofá, cama o sillón. Estos elementos textiles aportan calidez y textura a tu decoración, además de ser fáciles de cambiar según la temporada o tu estado de ánimo.

      3. Terracota:

Este tono cálido y natural evoca la tierra, el sol y el Mediterráneo, creando ambientes acogedores y llenos de vida. Se inspira en la arcilla cocida y es un tono cálido y terroso. Combina bien con otros colores, especialmente con los que tienen una base fría o neutra como el azul, el verde, el gris, el blanco y el beige. Estos colores crean un contraste interesante y equilibrado con la terracota, aportando frescura y luminosidad al espacio.

Otra posibilidad es combinarlo con colores cálidos, como el amarillo, el naranja, el rojo o el rosa, pero hay que tener cuidado de no crear un ambiente demasiado saturado o agobiante. Estos colores pueden usarse en pequeñas dosis o en tonos más claros o apagados para suavizar el efecto.

Puedes incorporar esta tonalidad en la decoración de la casa pintando una pared para crear un punto focal en el salón, el comedor o el dormitorio. Otra opción es usar accesorios de este color, como cojines, alfombras, jarrones, macetas o lámparas. Estos elementos te permiten introducirlo sin hacer grandes cambios en la decoración, y además puedes cambiarlos fácilmente según la temporada o tu estado de ánimo.

      4. Azul Cobalto:

El azul cobalto es uno de los colores más vibrantes y elegantes que podemos encontrar en la paleta cromática. Su intensidad y profundidad lo convierten en un tono ideal para crear ambientes sofisticados y llenos de personalidad. Por eso, no es de extrañar que sea otro de los colores tendencia en la decoración en 2024.

Puede aportar mucha energía y dinamismo a cualquier estancia de la casa. Puede usarse como color principal o como complemento, en paredes, muebles, textiles o accesorios. Combina muy bien con otros tonos como el blanco, el gris, el beige o el amarillo, creando contrastes armoniosos y equilibrados. También puede mezclarse con otros azules más claros o más oscuros, creando una atmósfera fresca y relajante.

¿Y tú con cuál te quedas?

Fuente: Decoración 2.0

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *