CLAVES A LA HORA DE DECORAR UNA HABITACIÓN PEQUEÑA

¡Qué rápido se pasan las vacaciones! Aquí estamos de nuevo, con las pilas cargadas, con la piel más bronceada y manteniendo una distancia de seguridad con la báscula. Vamos a intentar no obsesionarnos con nuestras medidas hasta dentro de unas semanas.

Las medidas que no podemos pasar por alto son las de los dormitorios a la hora de decorarlos. Cuando nos enfrentamos al reto de amueblar una habitación de dimensiones reducidas nuestro objetivo debe ser siempre aprovechar al máximo el espacio disponible y, siempre que sea posible, crear una ilusión de mayor amplitud.

La clave para conseguir esto es la organización: Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar.  Debemos buscar la fórmula para tener un amplio almacenaje de fácil acceso para la ropa y los objetos que utilizamos con más frecuencia, y otras soluciones como cajones y armarios menos accesibles que aprovechen el espacio para otras cosas que no necesitemos con regularidad.

Los colores oscuros deben utilizarse con moderación, ya que visualmente puede conseguir que la habitación se vea aún más pequeña. Otro elemento que puede distorsionar el espacio en nuestra contra son las rayas verticales. Con ellas parecerá que el techo de la habitación es más alto, pero al mismo tiempo nos hará percibir el espacio como incómodamente estrecho.  Por ese motivo recomendamos siempre la utilización de colores claros, suaves y sin contrastes fuertes.

En el catálogo UP18  encontrarás diferentes soluciones que te ayudarán a optimizar tu espacio para dar una sensación de amplitud y cubrir tus necesidades de almacenaje: camas nido, compactos, módulos block, literas, camas tren,…  Están pensados para habitaciones juveniles de cualquier dimensión, incluso las más reducidas.

QUÉ ESPERAR CUANDO ESTÁS ESPERANDO

Si sois de los que estáis esperando la llegada de un nuevo miembro a vuestra familia seguro que andáis como locos tratando de preparar el nido para que no le falte de nada.  Pues bien, no solo es importante que los dormitorios de bebé sean cómodos y acogedores, también lo es la seguridad.

Algunas de esas medidas de seguridad deben estar presentes desde el primer momento en el que se decide decorar el dormitorio del bebé. Por ejemplo, a la hora de pintar las paredes o escoger los muebles es fundamental elegir productos que no sean tóxicos.

Hay algunos elementos y dispositivos que os resultarán indispensables para ganar en tranquilidad. Los enchufes, por ejemplo, resultan muy atractivos a los bebés y, por norma general, suelen estar a su alcance. Lo ideal es protegerlos con tapas especiales. Recomendamos los modelos que giran para que no sea necesario quitar estas protecciones cuando necesites usarlos.

Los topes para puertas son otro elemento del que no podrás prescindir, ya que evitan que los pequeños puedan cerrarlas y pillarse los dedos en cuanto te descuidas.  Si tu pequeño es especialmente intrépido y aventurero no te vendrá mal instalar cierres de seguridad para las ventanas. En cuanto a las cortinas y estores es importante no dejar cuerdas ni cordones que cuelguen y puedan ser alcanzados por ellos. Existen accesorios especiales para mantenerlos enrollados.

Otra medida de seguridad muy importante es anclar a la pared las librerías y cualquier otro tipo de mueble alto. Llegará un momento en el que intentará trepar por ellos para llegar a la zona más alta y siempre evitará que pueda caérsele encima.  Por otro lado, se recomienda colocar protectores en las esquinas de todos los muebles que estén a su alcance para evitar golpes desafortunados.

Las alfombras son excelentes para amortiguar las más que probables caídas de los pequeños, sobre todo cuando están dando sus primeros pasos. Si colocas cinta antideslizante evitarás que se mueva y el pequeño se resbale.

Es importante extender estas medidas de seguridad más allá del cuarto del bebé, deben estar presentes en toda la casa. Las cocinas y los baños son los puntos del hogar donde suelen acumularse más puntos de peligro. Existen diferentes soluciones para mantener los cajones y puertas a prueba de niños para alejarles de objetos punzantes y productos tóxicos.

Si mientras estás esperando pones en práctica estas medidas tendrás gran parte del trabajo hecho cuando llegue el momento. Seguro que entonces agradecer no tener que preocuparte por si has creado una habitación segura para tu hijo y así tener más tiempo para disfrutar de él.

CAMAS ABATIBLES: NO RENUNCIES A NADA

Aunque parece que han pasado muchos años desde el boom de las camas abatibles, vuelven a estar de actualidad. Regresan (si es que alguna vez se fueron) renovadas y con fuerza. Son uno de los recursos más socorridos a la hora de optimizar los metros cuadrados de un dormitorio, creando un espacio dónde no sólo dormir sino también estudiar, bailar, crear, divertirse… Un espacio para vivirlo al máximo sin renunciar a nada.

En nuestros catálogos de mueble juvenil UP18 y JUNIOR te proponemos multitud de ideas con este tipo de camas, que pueden adaptarse a una gran variedad de espacios. Por ejemplo, en la fotografía superior podemos ver una composición que es ideal para ese dormitorio adicional que no sabes si acondicionar como estudio o como cuarto de invitados. Una cama abatible te permite combinar ambos usos sin restar espacio en tu día a día. La cajonera zen con respaldo está disponible para todas las camas abatibles de apertura horizontal sin mesa de estudio y el tapizado está disponible en 5 tonos: natural, visón, cuarzo, celeste y antracita.

Cuando nos encontramos con la dificultad añadida de crear un dormitorio doble, si el espacio es reducido, al introducir dos camas, aunque sea en formato litera, nuestro espacio se ve notablemente mermado si queremos que sea un espacio donde nuestros hijos puedan crecer y desarrollar otras actividades como el estudio, sus aficiones, o pasar tiempo con los amigos. Una litera abatible, como la de la imagen, consigue crear un espacio multifuncional: cuarto de juegos y estudio durante el día y dormitorio durante la noche.

Nuestras camas abatibles pueden configurarse tanto en formato horizontal, como en el primer ejemplo, como en formato vertical, como el que podemos ver en esta imagen. Este es un claro ejemplo de cómo crear un dormitorio juvenil en pocos metros cuadrados sin que le falte de nada. Es otra gran opción para dormitorios compartidos para que los niños puedan pasar las horas de estudio y de ocio sin que la cama moleste.

¡TODO EN ORDEN!

Mantener un dormitorio infantil ordenado puede parecer una utopía. Juguetes, abrigos, objetos para practicar deporte, cuentos, dibujos, la mochila del cole… demasiadas cosas (y muy diferentes) en un solo espacio, y muy poco tiempo para ordenar cada día. Sin duda, lo que puede hacer que nos acerquemos a ese ideal de dormitorio impoluto sería que los niños colaboren en mantener el orden.

Los cuartos infantiles, por norma general, son espacios en los que no hay reglas, así que se puede llegar a un estado de caos con mucha facilidad. Además de tratar de inculcarles que deben mantener su espacio lo más recogido posible y que es su responsabilidad, es necesario adoptar soluciones que les facilites esa labor.

En primer lugar es fundamental una buena planificación de la distribución del mobiliario, teniendo claro de cuanto espacio disponemos y cómo podemos aprovecharlo mejor. En el caso de dormitorios en los que duerman dos niños las literas dispuestas en L, o bien una encima de otra, son una gran solución que no roban mucho espacio, aprovechando la altura de la pared y dejando espacio para zona de estudio o el armario.

Los módulos con cajones se han convertido en algo imprescindible en los cuartos infantiles. Son ideales para guardar juguetes y utensilios de deporte, por ejemplo. Si planificas con antelación un cajón para cada cosa ya tienes medio camino hecho para que lo tengan todo más recogido. Es importante que estos módulos estén a la altura de los niños, para que puedan acceder a ellos con facilidad, como por ejemplo bajo la cama.

Para que los niños, incluso los más pequeños, vayan aprendiendo a guardar cada cosa en su sitio, es recomendable que puedan identificar el espacio correspondiente de almacenaje. Puede ser por ejemplo, con letreros indicando lo que va dentro. Puede ser con letras o con un dibujo. O bien, simplemente con cajones de distintos colores. En nuestro catálogo UP18 tienes 27 colores disponibles para sus módulos. Si quieres utilizar solo un color, podrían diferenciarse utilizando diferentes tiradores en el mismo tono. Es también una forma de que identifiquen dónde debe guardarse cada objeto, o donde buscarla cuando sea necesario.

Puede ser muy útil colocar una estantería junto a la mesa de estudio para que pueda organizar sus cuentos y libros del cole. Es otra forma de aprovechar el espacio de forma vertical y diferenciar ese espacio de la habitación para dedicarlo a la lectura y hacer los deberes.

Lo más importante es que perciban el orden como  si de un juego se tratase, poniendo facilidades para que les resulte lo más divertido y sencillo posible.  ¿Cuáles son vuestros trucos para mantener el orden en el cuarto infantil?

¿POR QUÉ NOS GUSTA TANTO EL AZUL?

Es curioso pero con todo el abanico de colores del que disponemos y con lo que nos cuesta ponernos de acuerdo en otras cuestiones como la política, la religión o el fútbol, nos sorprende que el color azul sea el favorito para el 39% de los españoles.

Evidentemente hay muchas tonalidades de azul, y teniendo eso en cuenta esta respuesta no sería tan unánime. Por ejemplo, en nuestro catálogo UP18 entre los 27 colores de acabados disponibles, hay dos tonos de azul (turquesa y azul nube), que son de los más demandados .

El azul es sin duda es uno de los colores más extendidos en la decoración de dormitorios infantiles y juveniles.  En esta primera imagen podemos ver una composición compacta, con el máximo aprovechamiento del espacio, en la que se ha combinado el acabado azul nube con mineral grey. Es un color que tradicionalmente se ha relacionado con las habitaciones de bebé, sin embargo, combinado con otros colores como blanco, gris y negro,  se puede crear un dormitorio de aire más moderno y juvenil.

En la imagen inferior podemos ver de nuevo la utilización de los mismos colores, pero en este caso para una habitación de bebé. En la cuna transformable y el resto de mobiliario se ha combinado el azul nube con blanco.

En nuestro catálogo JUNIOR también están disponibles estos dos tonos de azul, y de él es la composición que podemos ver en la imagen inferior, en acabados nature, blanco poro y turquesa. El turquesa es un color que nos recuerda al mar y nos evoca tranquilidad, calma y equilibrio. Favorece la inspiración y la creatividad, fomenta la amabilidad  y, al mismo tiempo, crea sensación de amplitud. ¡Ideal para un dormitorio infantil!

El azul también es uno de los colores más recomendables a la hora de decorar una zona de estudio o trabajo. Según los expertos en psicología del color, el azul calma la mente y facilita la concentración. Además hace que niños y adultos seamos más creativos. Por otro lado, es una magnífica opción para habitaciones en las que la cama y el área de estudio comparten espacio, ya que es un color que también ayuda a conciliar el sueño.

¿Y tú? ¿También estás en ese 39%? Qué tono prefieres, ¿Turquesa o azul nube?

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE COMPARTIR HABITACIÓN

Muchos hemos tenido que compartir habitación con nuestros hermanos y los recuerdos de esa experiencia son difusos, no sólo por el tiempo que ha pasado sino también por la mezcla de recuerdos felices y otros no tanto. Los ratos de diversión y confidencias hasta las tantas de la noche se mezclan con el deseo de independencia y las ganas de que enviaran a nuestro hermano de campamento un par de semanas para tener todo el dormitorio para nosotros solos. Y es que, como casi todo en la vida, compartir habitación tiene una serie de ventajas y desventajas para nuestros hijos. A continuación vamos a enumerar varias de ellas.

Como ventajas podemos destacar las siguientes:

  • En primer lugar, el vínculo que se crea entre los hermanos suele ser mayor, ya que tienen un espacio común en el que compartir confidencias y juegos.
  • Fomenta la solidaridad a la hora de compartir sus juguetes u objetos más preciados.
  • Los celos entre hermanos tiende a disminuir, puesto que entienden que sus condiciones son igualitarias.
  • Los hermanos se coordinan en hábitos y horarios, lo que es muy ventajoso para los padres.
  • Los niños se sienten más seguros cuando se van a dormir al estar acompañados. Esto favorece el descanso y la relajación, disminuyendo sus miedos.
  • Puede darles muchos momentos de diversión y juegos antes de dormir y al despertar.

La otra cara de la moneda nos presenta estas otras desventajas:

  • Puede generarles inseguridad cuando no cuentan con la figura de su hermano a su lado, al haberse acostumbrado a su compañía.
  • El despertar de uno de los hermanos puede alterar el sueño del otro. Aunque en ocasiones los niños se acostumbran y duermen plácidamente a pesar de los gritos o llantos de su compañero de habitación.
  • Si pasan de dormir solos a compartir habitación les puede alterar las conductas del sueño hasta que se acostumbran a las nuevas rutinas.
  • Puede hacerles menos independientes a la hora de tomar algunas decisiones en su día a día.
  • Pierden en cierta medida parte de su identidad individual al no contar con un espacio propio e independiente. Por esto es importante que dentro del cuarto esté dividido en espacio para cada uno de los niños, que tengan su propia zona de responsabilidad.
  • En la preadolescencia y en la adolescencia los expertos recomiendan que los niños tengan su propio espacio ya que a estas edades sienten una necesidad de intimidad y de individualidad que les ayuda a desarrollar su propia identidad.

En nuestro Catálogo UP18 y Junior puedes encontrar muchas soluciones para que compartir este espacio sea funcional y divertido.

MÓDULOS BLOCK: UN PLUS DE ESPACIO

Si buscas un estilo fresco y moderno para un dormitorio juvenil, y al mismo tiempo quieres crear un espacio único, te invitamos a conocer las posibilidades que te ofrecen los Módulos Block de nuestro catálogo juvenil UP18 .

27  colores de acabados dónde elegir, 116 combinaciones posibles de tiradores y multitud de formas y medidas de cajones y estantes. Con todo ello podrás dar rienda suelta a tu imaginación para crear el mueble perfecto que se adapte a tus deseos y a tus gustos.

Los dormitorios creados con Módulos Blocks aportan un plus de capacidad, diseño y colorido. Nunca antes construir un mueble adaptado a ti fue tan  divertido, fácil y dinámico. Es tan sencillo que puedes dejar que tus hijos participen en el diseño de su cuarto, combinando los colores a su gusto y buscando una utilidad para cada uno de los módulos.

UP18  te acerca todas las opciones y las pone a tu alcance para que tú simplemente le des ese toque mágico y personal.

 

¡Con todas las posibilidades que ofrece lo difícil es decidirse sólo por una! Puedes ver muchas más opciones en nuestro catálogo UP18 y en tu punto de venta más cercano hay grandes profesionales que pueden ayudarte a configurar la combinación que más se adapta a tus necesidades y a tu espacio.

UNA SOLUCIÓN COMPACTA

En multitud de ocasiones hemos hablado acerca de los diferentes tipos de cama que pueden formar parte de un dormitorio juvenil, tomando siempre como ejemplo las diferentes composiciones que puedes encontrar en nuestros catálogos juveniles, como estas de UP18.

La cama compacta no es otra cosa más que una evolución lógica de las tradicionales camas nido, incorporando una hilera de cajones por encima o por debajo de la cama inferior. De esta forma se eleva la altura de la cama superior hasta unos 80 cm aproximadamente (incluyendo el colchón) o incluso más dependiendo de la capacidad del espacio de almacenaje que necesites. Al añadir este módulo de cajones se crea un mueble mucho más funcional que hoy en día es una de las opciones preferidas por nuestros clientes por lo práctica que resulta.

En estos muebles el tipo de cajón (más o menos alto) es lo que define la altura total del compacto. En las fotografías inferiores puedes ver las dos opciones más habituales:

Puedes ver estas y muchas otras opciones en nuestro catálogo UP18 o bien en en esta galería en Facebook .

CREANDO UN ENTORNO SEGURO PARA NUESTROS HIJOS

Por todos es sabido que nuestros hijos desarrollan su capacidad de desplazarse y trepar a cualquier sitio mucho antes de lo que desarrollan el sentido de peligro. Por mucho que estemos constantemente vigilándolos no es suficiente. Necesitamos convertir nuestro hogar en un entorno seguro en el que pueda desarrollar sus habilidades con tranquilidad.

En primer lugar, es muy importante que todos los muebles a los que pueda subirse el niño, no sean fáciles de volcar o de desplazarse si echa su peso sobre ellos. Como medida de seguridad, además de anclar este tipo de muebles a la pared, debemos evitar tener otros muebles de pequeña altura cerca de armarios y estantería.

Al mismo tiempo es necesario que utilicemos adaptadores de seguridad para puertas y cajones que pueden ser accesibles para ellos, con el fin de evitar que puedan pillarse las manos o encontrar algún objeto que pueda ser peligroso. Hoy en día existen en el mercado infinidad de dispositivos especialmente diseñados para este fin.

Otro sencillo consejo, fácil de llevar a cabo, es evitar colocar adornos, juguetes u otros objetos que puedan resultarles llamativos en las estanterías o repisas, o cerca de otros focos de peligro como ventanas o escaleras. ¡Hay que estar atentos a esto porque pueden encapricharse de los objetos más insospechados!

En cuanto a los elementos estructurales, que no ponemos cambiar su ubicación como la de los muebles, también hay algunas precauciones que debemos tomar. Por ejemplo, asegurar bien las ventanas y puertas con acceso a las terrazas para que no puedan abrirlas, o bien colocar telas protectoras en los barrotes de las barandillas de escaleras o balcones, si están muy separados.

En cuanto a su ‘territorio’ hay que prestar especial atención a la cuna, sobre todo cuando se empiezan a mover a sus anchas en ella. En la medida de lo posible debe estar alejada de la ventana y tratar de bajar al máximo el somier. Una señal inequívoca de que necesita una cama es que verás que es capaz de trepar fácilmente por la barandilla, en ese caso una cama con protector resultará más segura para él, porque en el caso de caída la altura siempre será menos peligrosa. Para facilitar este paso de la cama a la cuna, que puede ser necesario de un día para otro, son muy recomendables las cunas transformables como las que puedes encontrar en nuestro catálogo UP. Con ellas puedes realizar esta adaptación de forma sencilla, en cualquier momento y sin necesidad de adaptar la decoración de su dormitorio a los nuevos muebles.

Todas estas medidas son aplicables no sólo a su dormitorio sino al resto de la casa. Son gestos sencillos que pueden quitarte muchas preocupaciones mientras tus hijos van creciendo, para que sólo tengas que preocuparte de vigilarlos y disfrutar de ellos.

SU PRIMERA CAMA

El paso de la cuna a la cama, además de ser una señal de que crece y se hace mayor, es una transición necesaria para el desarrollo del bebé. Hay que escoger el momento más adecuado y  hacer todo lo posible por facilitar ese cambio al niño.

Hay niños que se adaptan muy bien y a otros les cuesta un poco más.  Es posible que el niño esté realmente apegado a su cuna y a todos los sentimientos que asocia con ella: comodidad, seguridad, protección…

Las cunas que diseñamos para nuestro UP están enfocadas a hacer que esta transición sea lo más sencilla posible, tanto para el niño como para los papás. Las cunas transformables en cama no sólo evitan tener que realizar un gasto extra en mobiliario sino que también hace que el cambio se pueda hacer en cualquier momento.

Otra de las ventajas de este sistema es que es reversible. No hay un momento marcado en el que se deba hacer esta transición, aunque la mayoría de los padres lo estiman alrededor de los 18 meses.  Si conviertes la cuna en cama y te das cuenta que tu bebé aún no está preparado para el cambio, sólo necesitas unos minutos para volver a tener la cuna lista y esperar a que sea un momento más adecuado.

En nuestro catálogo UP encontrarás modelos de cuna transformable con un módulo cambiador que se transforma en cama sencilla y en una original mesilla o en una práctica cómoda, como en las fotografías superiores.

Por último hay que señalar que otro factor que hace que esta transición sea más sencilla para el niño es no tener que cambiar la decoración del espacio para adaptarlo a los nuevos muebles.  Te invitamos a descubrir nuestros ambientes llenos de magia para los más pequeños de la casa y sus futuros convertibles. Con ellos te inspirarás para crear un espacio cálido, sencillo y dónde se respire calma, con muebles y complementos que conectan con la naturaleza.