CREANDO UN ENTORNO SEGURO PARA NUESTROS HIJOS

Por todos es sabido que nuestros hijos desarrollan su capacidad de desplazarse y trepar a cualquier sitio mucho antes de lo que desarrollan el sentido de peligro. Por mucho que estemos constantemente vigilándolos no es suficiente. Necesitamos convertir nuestro hogar en un entorno seguro en el que pueda desarrollar sus habilidades con tranquilidad.

En primer lugar, es muy importante que todos los muebles a los que pueda subirse el niño, no sean fáciles de volcar o de desplazarse si echa su peso sobre ellos. Como medida de seguridad, además de anclar este tipo de muebles a la pared, debemos evitar tener otros muebles de pequeña altura cerca de armarios y estantería.

Al mismo tiempo es necesario que utilicemos adaptadores de seguridad para puertas y cajones que pueden ser accesibles para ellos, con el fin de evitar que puedan pillarse las manos o encontrar algún objeto que pueda ser peligroso. Hoy en día existen en el mercado infinidad de dispositivos especialmente diseñados para este fin.

Otro sencillo consejo, fácil de llevar a cabo, es evitar colocar adornos, juguetes u otros objetos que puedan resultarles llamativos en las estanterías o repisas, o cerca de otros focos de peligro como ventanas o escaleras. ¡Hay que estar atentos a esto porque pueden encapricharse de los objetos más insospechados!

En cuanto a los elementos estructurales, que no ponemos cambiar su ubicación como la de los muebles, también hay algunas precauciones que debemos tomar. Por ejemplo, asegurar bien las ventanas y puertas con acceso a las terrazas para que no puedan abrirlas, o bien colocar telas protectoras en los barrotes de las barandillas de escaleras o balcones, si están muy separados.

En cuanto a su ‘territorio’ hay que prestar especial atención a la cuna, sobre todo cuando se empiezan a mover a sus anchas en ella. En la medida de lo posible debe estar alejada de la ventana y tratar de bajar al máximo el somier. Una señal inequívoca de que necesita una cama es que verás que es capaz de trepar fácilmente por la barandilla, en ese caso una cama con protector resultará más segura para él, porque en el caso de caída la altura siempre será menos peligrosa. Para facilitar este paso de la cama a la cuna, que puede ser necesario de un día para otro, son muy recomendables las cunas transformables como las que puedes encontrar en nuestro catálogo UP. Con ellas puedes realizar esta adaptación de forma sencilla, en cualquier momento y sin necesidad de adaptar la decoración de su dormitorio a los nuevos muebles.

Todas estas medidas son aplicables no sólo a su dormitorio sino al resto de la casa. Son gestos sencillos que pueden quitarte muchas preocupaciones mientras tus hijos van creciendo, para que sólo tengas que preocuparte de vigilarlos y disfrutar de ellos.

7 CONSEJOS PARA QUE TU SALÓN PAREZCA MÁS AMPLIO

Hoy queremos dejaros estos sencillos consejos para que vuestro salón, si es de dimensiones reducidas, pueda parecer visualmente más amplio y conseguir que cuando estés en él no sientas una sensación de agobio:

Evita colocar una mesa de centro excesivamente grande. Para calcular la medida ideal de una mesa de centro, resta 1 metro al ancho de tu sofá, es decir, si el sofá mide 220 cm la mesa tendrá que ser de unos 120 centímetros. Para que puedas moverte con comodidad deja unos 40 cm entre el sofá y la mesa de centro.

Recurre a sofás y butacas de colores claros. Elige tonalidades luminosas, como blancos, perlados, grises pálidos, piedras, azules o verdes claros. Esto no significa que tengas que renunciar al color: añade accesorios y complementos textiles de tonalidades intensas. Pinta también las paredes en colores claros. En el techo opta por un tono más claro que en las paredes para dar más sensación de altura.

Escoge cortinas blancas y vaporosas. Si has decidido colocar cortinas y visillos decántate por tejidos vaporosos, con cierta transparencia. El objetivo es potenciar al máximo la luz natural, para que tu salón transmita amplitud visual. Si prefieres un salón más contemporáneo, utiliza estores enrollables tipo screen en tonos blancos.

Si añades un buen espejo sobre el sofá conseguirás multiplicar la sensación de amplitud al crear interesantes efectos ópticos. El foco de atención estará en los objetos situados en frente: cuida la composición de las piezas reflejadas. Este tipo de espejos voluminosos pesan mucho, así que también puedes apoyarlo en el suelo del salón, dándole un aspecto más informal.

Evita el exceso de accesorios. Tener muchos complementos en un salón de reducidas dimensiones cargará el ambiente. Coloca solo detalles que vayan con tu personalidad pero sin abarrotar. Incorpora mesas de cristal o metacrilato que, al ser transparentes, pasarán desapercibidas.

Cuelga la televisión en la pared, de este modo, el mueble para la televisión se verá más ligero. En la medida de lo posible elige dispositivos inalámbricos y evita que los cables estén a la vista.

El último consejo, y el más fundamental es mantener el orden. ¡Cualquier estancia parece más amplia cuando está ordenada y despejada!

Esperamos que os resulten útiles estos consejos y que podáis disfrutar aún más de vuestro salón.

Fuente:  Houzz

COMO AFECTA LA OLA DE FRÍO A NUESTRO BOLSILLO

Estamos viviendo la peor ola de frío de todo el invierno y eso hace que estos días tiremos más que nunca de calefacción para calentar nuestros hogares. Esta situación hace que el gasto energético aumente provocando no sólo un mayor coste medioambiental sino también un aumento en nuestras facturas de gas y luz.

Se estima un aumento del 14% en calefacción y otros consumos eléctricos durante los días en los que las temperaturas bajan al máximo. Según los expertos, cuando las temperaturas bajan tan de repente, tendemos a subir la aguja del termostato 2 grados y  mantenerla encendida durante más tiempo. Aumentar la temperatura un grado dispara el consumo un 7% y este sencillo gesto se ve reflejado directamente en la factura de los consumidores.

En función del sistema de calefacción y tarifa con la que cuenten ese aumento en la factura puede estar entre 10 y 23 euros al mes. Estas cifras han sido calculadas teniendo en cuenta el gasto anual en calefacción eléctrica (entre los 1900 y los 2200 euros) y por gas natural (entre los 760 y los 900 euros) de los españoles.

A pesar del frío, ahorrar en calefacción es posible. Algunos expertos aseguran que es posible ahorrar entre un 10% y un 40% llevando un consumo responsable. Para ello, lo primero que deberíamos hacer es mantener constante la temperatura de la casa entre los 19 y los 21 grados. Por la noche bastará con dejarla entre los 15 y 17 grados.

Para aquellos que tengan caldera, hacerse con un termostato inteligente, capaz de encenderse y apagarse cuando la casa llegue a una determinada temperatura y adaptarse a sus hábitos y estancias, también será clave.

También es importante revisar los radiadores ya que es posible que no calienten adecuadamente si tienen aire dentro del circuito. Para incrementar la difusión del calor pueden colocarse láminas reflectantes o cerámicas sobre ellos.

A la hora de ventilar las habitaciones, hacerlo durante las horas centrales del día, cuando hace más calor en el exterior. También es recomendable hacer uso de sistemas de doble ventana, cortinas gruesas y otros materiales aislantes. Hasta un 30% de las necesidades de calefacción vienen por pérdidas de calor originadas en las ventanas.

Pero además del aumento del uso de la calefacción, durante los días de frío, tendemos a estar un par de minutos más bajo el agua de la ducha. Esto obliga a la caldera y al termo a funcionar durante más tiempo, dejando caer entre 20 y 40 litros adicionales.

Aquellos que tengan un vehículo también se verán obligados a aumentar su presupuesto para gasolina, pues el gasto en combustible de los coches puede elevarse entre un 10% y un 15% cuando las temperaturas se aproximan a los 0 grados centígrados, como es el caso de estos últimos días. El motor necesita más tiempo para calentarse y mayor inyección de combustible. Las baterías, que reducen su rendimiento y obligan al motor a trabajar más, y el uso de la calefacción en el interior del automóvil tampoco ayudan a atenuarlo.

Fuente: Decoración 2.0

100 IMÁGENES PARA 100 POST

Parece que fue ayer cuando colgábamos nuestro primer post y ya vamos por el número 100. El tiempo pasa volando pero nuestra ilusión y nuestras ganas de compartir con vosotros lo que hacemos siguen intactas.

Hoy queremos hacer con vosotros un recorrido por nuestros catálogos a través de 100 imágenes que nos han servido para ilustrar nuestros post con consejos que podéis utilizar a la hora de configurar vuestro mobiliario y darle forma a vuestro hogar.

Uno de nuestros buques insignia son sin duda nuestros dormitorios juveniles. Tanto en nuestro catálogo UP16 como en el JUNIOR encontrarás múltiples opciones para crear el dormitorio juvenil ideal para tus hijos a través de compactos, literas, camas nido, zonas de estudio integradas, armarios…

CRETA TOP  y CRETA BASIC nos aportan múltiples opciones para los dormitorios principales. Los cabeceros son los protagonistas, y en ellos puedes combinar varios acabados a tu gusto para crear un espacio personalizado y acorde a tus necesidades.

En estos catálogos encontrarás también todas las herramientas necesarias para configurar el armario ideal que complete tu dormitorio. En este blog puedes encontrar varios post en los que encontrar nuestras recomendaciones para diseñarlo acorde a tus necesidades y al espacio con el que cuentes para que haga tu día a día más cómodo y funcional.

Por último pero no menos importante, ya que suele ser el corazón de los hogares, tenemos nuestro catálogo de salones CÚBIKA BOLD. En él descubrirás infinitas combinaciones con los diseños más frescos y los acabados más avanzados.

En nuestra página , recientemente renovada, puedes consultar los catálogos completos. ¡Muchas gracias por seguirnos durante estos 100 post!

DEJA QUE LA NAVIDAD LLEGUE A TU SALÓN

En la mayoría de los hogares existen tradiciones que no pueden faltar una navidad tras otra. Sin embargo a todos nos encanta innovar para darle un toque distinto cada año, como por ejemplo preparando nuevos platos para servir a la mesa ante nuestros familiares y amigos.

Algo en lo que nos encanta innovar cada año es en la decoración de nuestros hogares, especialmente de la entrada o el salón. Hoy os queremos dejar varias ideas para inspiraros y que este año vuestro árbol navideño sea distinto. ¡Esperamos que os gusten!

Elementos naturales como piñas o palos, que podemos recoger en familia en un paseo por el campo,  pueden convertirse en arbolitos para darle un toque cálido y acogedor a tu salón.

El papel es otro material con el que puedes crear árboles y adornos diferentes. Con papel de regalo o partituras puedes realizar composiciones originales y económicas como las de las fotografías. ¡Deja que los más pequeños te echen una mano!

Si tienes un salón pequeño y no quieres renunciar al árbol, puedes crear tu propio árbol en la pared, con luces, fotografías, dibujos, tablones de madera… hay mil posibilidades.

¿Ya tienes pensada tu decoración navideña? Puedes encontrar estas y muchas más ideas de decoración navideñas en nuestro perfil de Pinterest.

TRUCOS FÁCILES PARA QUE UNA HABITACIÓN PAREZCA MÁS AMPLIA

A algunos más y a otros menos pero a todos nos vendrían de maravilla algunos metros cuadrados más en nuestro hogar. Sabemos lo valioso que es el espacio y, sin embargo, lo solemos desaprovechar en numerosas ocasiones.  Existen numerosos trucos prácticos y eficaces para conseguir agrandar cualquier espacio visualmente, y hoy vamos a repasar alguno de ellos.

Si tienes la suerte de que la estancia está bien orientada y tiene la suficiente luz natural ya tienes gran parte de la batalla ganada. Si no es así, ten siempre presente que lo más importante es potenciar la luz natural de todas las formas posibles, paliando todos los rincones oscuros que pueda haber en la habitación. Hay que huir de las cortinas y estores gruesos que cubran las ventanas. Los tejidos cuando más livianos y blancos más te ayudarán a lograr una estancia amplia y luminosa. Si no cuentas con suficiente luz natural, diseñar una buena iluminación artificial puede ser la mejor inversión.

Planifica bien dónde vas a colocar los muebles, ya que la disposición de éstos puede jugar a tu favor o en tu contra si quieres que una estancia parezca amplia y acogedora. Si quieres conseguirlo lo ideal es pegar a las paredes las piezas más voluminosas, como el sofá, el aparador o las librerías. De esta forma dejarás libre de obstáculos el centro de la habitación y podrás moverte con mayor libertad.

Las librerías de suelo a techo son un elemento  tradicional que ayuda a ampliar visualmente el espacio. Si eres un apasionado de la lectura no sólo podrás colocar todos tus libros en perfecto orden, sino que añadirás altura a las paredes.

Los espejos son otro elemento que puede conseguir que cualquier habitación parezca más espaciosa de lo que realmente es. Si colocamos un espejo de grandes dimensiones en la pared, o en las puertas de un armario de grandes dimensiones como en la fotografía,  logramos duplicar visualmente el espacio.

Como hemos comentado ya en multitud de ocasión los colores intensos hacen que una estancia parezca más pequeña y cargada de lo que es. Intenta limitar en la medida de lo posible el uso de estos colores para pequeños detalles y notas de acento. Por el contrario, los colores suaves y los tonos pálidos, lograrán que parezca que tienes una habitación más amplia.

Sucede lo mismo con los textiles y otros elementos decorativos que utilizamos. Los diseños abigarrados y los estampados muy enrevesados hacen que los espacios parezcan mucho más pequeños de lo que son. A la hora de elegir textiles como alfombras, tapicerías, cortinas o cojines, ten en cuenta que los lisos son más versátiles y te ayudarán a ampliar el espacio. Si te decantas por un estampado intenta que sea discreto y de tonos suaves.

Por último ten en cuenta que una habitación, sea del tamaño que sea, si está desordenada parecerá mucho más pequeña de lo que es en realidad.  Con el desorden hay demasiados puntos focales en la estancia que atraen nuestra atención y al mismo tiempo menos espacio físico para moverse, teniendo como resultado la sensación de que el espacio disminuye. La única solución es ordenar y lograr mantener ese orden de forma continua.  ¡Todo un reto!

SACA PARTIDO A UN PISO PEQUEÑO

Aunque a todos nos gustaría tener una casa grande y espaciosa no siempre es posible. Por suerte las posibilidades para crear un hogar funcional y decorado con buen gusto no es cuestión de espacio.  Hoy vamos a ver varias claves para decorar espacios reducidos y optimizar al máximo los metros cuadrados con los que cuentas.

La elección y combinación de colores a la hora de decorar nuestro hogar siempre es una de las cuestiones más controvertidas por la gran variedad de gustos y preferencias. Hay quien lo quiere todo en un tono neutro y monocorde mientras hay otros que se decantan por poner cada espacio de un color intenso. Para un piso pequeño lo mejor que puedes hacer es elegir tonos claros y luminosos, al menos en las paredes y el suelo. Si te decantas por paredes oscuras lo que conseguirás es transmitir sensación de agobio.

En cuanto al estilo decorativo, los pisos pequeños se adjuntan más a estilos contemporáneos con un espíritu minimalista que apueste por espacios sencillos y naturales. Eso no quiere decir que no puedas darle tu ‘toque’ a través de complementos decorativos, pero la base cuanto más limpia y sencilla ampliará visualmente el espacio.

Existen infinidad de muebles con varias funciones que pueden ayudarnos dando un plus de funcionalidad en la decoración de pisos pequeños. Si apuestas por ellos te salvarán en más de una ocasión: sofás cama, librerías que funcionan como separadores de ambiente, mesas extensibles, etc.

Una casa con poco espacio necesita (aún más que cualquier otra) estar muy bien organizada. Para conseguirlo es necesario que el orden se mantenga a todas horas. ¿Cómo lo conseguimos? Contando con el suficiente espacio de almacenaje para tenerlo todo bien guardado y fuera de la vista. Necesitas aprovechar cada centímetro buscando huecos de almacenaje que queden ocultos a simple vista. Por ejemplo, butacas y mesas con espacio oculto, como la que te mostramos en la imagen que pertenece a nuestro catálogo CÚBIKA BOLD .

O también puedes hacerte con canapés con sitio para almacenar la ropa de casa, maletas y prendas de otras temporadas que no te caben en el armario, como mostramos en esta imagen de nuestro catálogo CRETA BASIC. Existen mil posibilidades lo importante es que a la hora de elegir tus muebles des prioridad a la capacidad de almacenaje que tienen.

Por último, una vez hayas amueblado tu casa, podrás dotarla de personalidad con determinados elementos que impriman una nota de carácter sin robarte espacio. Apuesta por decorar las paredes con cuadros, fotografías e ilustraciones que digan mucho de ti. Sin abigarrar la atmósfera, pero definiéndola.

TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE LA ILUMINACIÓN LED

Os hemos hablado en varias ocasiones sobre los LED, destacando que son más sostenibles que las bombillas tradicionales. Hace tiempo que sustituimos el alumbrado de nuestras oficinas para que sea íntegramente LED dentro de nuestro compromiso con el medio ambiente y, con el afán de extender este compromiso a vuestros hogares, varios de nuestros muebles integran este tipo de iluminación.

Pero, ¿qué es un LED? Son las siglas que se corresponden con diodos emisores de luz (light-emitting diode). Lo que define a estas fuentes de luz es que crecen de filamento o de cualquier otro tipo de elemento o de material peligroso. Por tanto, reducen la contaminación medioambiental.

Su principal característica es una baja emisión de calor que es la responsable, no sólo de su gran eficiencia, sino también de su enorme versatilidad, permitiendo integrar este tipo de luces en el interior de armarios y en pequeños espacios.

Estas serían sus principales ventajas:

  • Bajo consumo energético. Alrededor de un 25% de la energía que se     consume en el hogar va destinada a la iluminación. El LED ofrece un ahorro de hasta un 85% de electricidad respecto a las bombillas tradicionales.
  • Vida útil de hasta 50.000 horas.
  • Alta calidad lumínica.
  • Coste de mantenimiento nulo.
  • Mayor respeto por el medio ambiente y la salud.

Existen diferentes tipos de lámparas LED: Las SMD (Surface-mount device)  y la COB (chip on board). Las segundas, debido a su construcción, poseen un rendimiento lumínico mayor y disipan mejor el calor. También existen diferentes opciones en cuanto a color, según la fuente de luz led vaya a ser usada en interiores, exteriores u otros espacios.

Si te preguntas cuál es la bombilla LED más adecuada para cada una de las estancias de tu hogar, aquí tienes unas pequeñas recomendaciones.

  • Para el salón con una bombilla de LED de luz cálida se conseguirá el ambiente ideal.
  • En la cocina las bombilla de LED con luz natural o fría son las que mejor encajan.
  • Para los cuartos de baño necesitas una iluminación general y otra en los espejos de mayor intensidad. Elige luz blanca.
  • En las zonas de trabajo y de lectura necesitamos una bombilla que reproduzca los colores de la forma más real posible. El haz concentrado de las bombillas LED y su baja emisión de calor las hace especialmente indicadas como fuentes de luz puntual.
  • En lo que se refiere a pasillos y zonas de paso son especialmente aconsejables las fuentes de luz LED, porque son de encendido rápido y a plena potencia desde el primer momento. A esto se le suma las posibilidades que ofrecen las tiras de LED a la hora de delimitar zócalos, cornisas o escalones.

COMBINA COLORES CON LA REGLA 60-30-10

Cuando nos enfrentamos a pintar y decorar una habitación no sólo nos encontramos con el problema de elegir los colores. Tanto si son muy llamativos como si son excesivamente discretos siempre tenemos el miedo de pasarnos o quedarnos cortos a la hora de utilizarlos, nos cuesta llegar al punto de equilibrio.

Pues bien, existe una regla que se conoce como 60-30-10 que puede ayudarte a que cualquiera de las estancias de tu hogar parezca de revista.

El primer paso es escoger tres colores para la decoración de una habitación, usando el color dominante en un 60% del espacio, el color secundario en un 30% del espacio y un color de acento en un 10%.

El 60%, el color dominante, se aplica normalmente en las paredes, techo o suelos. Suelen ser colores claros, frescos y que ayuden a crear luminosidad en la habitación, ayudando a resaltar el resto de colores. Tonos neutros como blancos, marrones o grises son una buena elección para tener como base.

El 30% se correspondería con el color que escojamos para los muebles, alguna de las paredes o el suelo si es de madera. Aquí el abanico de colores es mucho más amplio, aunque se recomienda que no sean colores fuertes: grises, negros, tonos pastel o madera en todas sus tonalidades.

Por su parte, el 10% con el color que queremos relatar debería limitarse a los complementos como marcos, cuadros, cojines, libros, textiles, objetos decorativos… Aquí no tenemos por qué tener miedo de utilizar colores fuertes porque la intención es que estos objetos llamen la atención sin sobrecargar la habitación.  Al ser colores fuertes (amarillos, rojos, azules,…) podemos cansarnos cada X tiempo de ellos, y de esta forma con una mínima inversión podemos  cambiar estos complementos para conseguir una renovación.

Estas podrían ser posibles combinaciones dependiendo del estilo que quieras conseguir:

Tranquilo: Beige (60%), Chocolate (30%), Verde(10%)

Náutico: Blanco (60%), Azul marino (30%), Amarillo (10%)

Femenino: Rosa pastel (60%), Blanco (30%), Violeta (10%)

Elegante: Blanco (60%), Negro (30%), Rojo (10%)

Moderno: Gris (60%), Esmeralda (30%), Amarillo (10%)

Tradicional: Blanco (60%), Beige (30%), Celeste (10%)

Divertido: Verde manzana (60%), Anaranjado (30%), Blanco (10%)

Si aplicamos esta técnica a todo nuestro hogar, escogiendo el mismo color predominante en toda la casa y jugando con los otros dos para las distintas habitaciones podemos conseguir un equilibrio y una continuidad perfecta en nuestra decoración.

COMO MANTENER EL CALOR A RAYA

Parece que el calor nos ha pillado desprevenidos y que va a ir aumentando en los próximos días. En vísperas del 40 de mayo ya ni nos acordamos de la ropa de invierno y, es más, muchos de nosotros ya hemos recurrido al aire acondicionado que nos acompañará en nuestro día a día en los próximos meses.

Existen varias alternativas para evitar una excesiva dependencia del aire acondicionado, que en ocasiones puede llegar a resentir nuestra salud con un incómodo catarro veraniego, al mismo tiempo que incrementa notablemente nuestra factura eléctrica.

Para ello es fundamental conocer la orientación de nuestra vivienda o lugar de trabajo para saber a qué hora y en qué partes da el sol con más intensidad.

El uso de persianas y toldos es fundamental para mantener el calor fuera de nuestra vivienda, manteniendo las persianas bajadas y los toldos extendidos en las horas de más calor. Los toldos más eficaces son los que están fabricados con materiales acrílicos o microperforados. Los acrílicos filtran el 80 por ciento de los rayos UVA y son resistentes a desgarros, viendo y humedad. Por su parte los microperforados filtran hasta el 94% de los rayos UVA, permitiendo una mejor ventilación mientras evacúan el aire caliente que se acumula en la tela, ayudando a reducir la temperatura hasta 10 grados. Además de la calidad del material, también hay que tener en cuenta el color ya que los tonos oscuros neutralizan mejor los rayos UVA.

Lo mismo ocurre con las cortinas, pero en este caso es preferible elegirlas de colores claros ya que no atraen ni la luz ni el calor.

Si tienes oportunidad de cambiar las ventanas de tu vivienda es preferible invertir en instalar vidrios bajo-emisivos, los cuales retienen el calor en casa en invierno y evitan que entre durante el verano. La inversión económica es importante, pero su rentabilidad a medio plazo está asegurada.

Hay que prestar también especial atención a los tejidos que tenemos en casa. Es conveniente guardar las alfombras y elementos de telas sintéticas o de lana para evitar el calor durante estos meses, y sustituirlos por tejidos de lino o algodón en sofás, sillones y camas para refrescar el ambiente.

Hay que evitar en lo posible no utilizar los electrodomésticos que suponen una fuente de calor (horno, plancha, etc) en las horas centrales del día.  En cuanto a iluminación, si utilizamos bombillas LED, consumirán menos energía y producirán mucho menos calor que las incandescentes.

Otro truco, igual de válido para invierno que para verano, es usar burletes para tapar los bajos de las puertas, impidiendo que entre la temperatura exterior, tanto frío como calor.

Además de los clásicos ventiladores, que mueven el aire y dan sensación de frescura, existen unas láminas solares que se instalan fácilmente en los cristales y pueden llegar a reducir hasta un 80% la entrada de calor en la vivienda.

Todos estos elementos complementan al aire acondicionado y ayudan a tener una temperatura fresca dentro de casa y a mantener la temperatura alcanzada durante más tiempo.