¿POR QUÉ NOS GUSTA TANTO EL AZUL?

Es curioso pero con todo el abanico de colores del que disponemos y con lo que nos cuesta ponernos de acuerdo en otras cuestiones como la política, la religión o el fútbol, nos sorprende que el color azul sea el favorito para el 39% de los españoles.

Evidentemente hay muchas tonalidades de azul, y teniendo eso en cuenta esta respuesta no sería tan unánime. Sin ir más lejos, en nuestro catálogo UP16  de los 31 colores de acabados, 4 de ellos son azules: turquesa, añil, cian y azul nube.

En esta primera composición vemos el acabado turquesa en el cabecero y escritorio, combinado con el acabado polar y blanco poro. El turquesa nos recuerda al mar y nos evoca tranquilidad, calma y equilibrio. Favorece la inspiración y la creatividad, fomenta la amabilidad  y, al mismo tiempo, crea sensación de amplitud.

Es un color muy extendido en la decoración de dormitorios infantiles, como este dormitorio con cama tren que vemos en la segunda imagen. Se ha aplicado no sólo en la composición de mobiliario, en color piedra y turquesa, sino también en las paredes, textiles y otros elementos auxiliares como las cajas de ordenación para los juguetes.

Tradicionalmente, junto con el rosa, también ha sido uno de los colores más utilizados en dormitorios para bebés. En la imagen vemos una composición de cuna convertible en destaca el acabado azul nube.

El azul también es uno de los colores más recomendables a la hora de decorar una zona de estudio o trabajo. Según los expertos en psicología del color, el azul calma la mente y facilita la concentración. Además hace que niños y adultos seamos más creativos. Sin duda es una magnífica opción para habitaciones en las que la cama y el área de estudio comparten espacio, ya que es un color que también ayuda a conciliar el sueño.

¿Y tú? ¿También estás en ese 39%?