¡TODO EN ORDEN!

Mantener un dormitorio infantil ordenado puede parecer una utopía. Juguetes, abrigos, objetos para practicar deporte, cuentos, dibujos, la mochila del cole… demasiadas cosas (y muy diferentes) en un solo espacio, y muy poco tiempo para ordenar cada día. Sin duda, lo que puede hacer que nos acerquemos a ese ideal de dormitorio impoluto sería que los niños colaboren en mantener el orden.

Los cuartos infantiles, por norma general, son espacios en los que no hay reglas, así que se puede llegar a un estado de caos con mucha facilidad. Además de tratar de inculcarles que deben mantener su espacio lo más recogido posible y que es su responsabilidad, es necesario adoptar soluciones que les facilites esa labor.

En primer lugar es fundamental una buena planificación de la distribución del mobiliario, teniendo claro de cuanto espacio disponemos y cómo podemos aprovecharlo mejor. En el caso de dormitorios en los que duerman dos niños las literas dispuestas en L, o bien una encima de otra, son una gran solución que no roban mucho espacio, aprovechando la altura de la pared y dejando espacio para zona de estudio o el armario.

Los módulos con cajones se han convertido en algo imprescindible en los cuartos infantiles. Son ideales para guardar juguetes y utensilios de deporte, por ejemplo. Si planificas con antelación un cajón para cada cosa ya tienes medio camino hecho para que lo tengan todo más recogido. Es importante que estos módulos estén a la altura de los niños, para que puedan acceder a ellos con facilidad, como por ejemplo bajo la cama.

Para que los niños, incluso los más pequeños, vayan aprendiendo a guardar cada cosa en su sitio, es recomendable que puedan identificar el espacio correspondiente de almacenaje. Puede ser por ejemplo, con letreros indicando lo que va dentro. Puede ser con letras o con un dibujo. O bien, simplemente con cajones de distintos colores. En nuestro catálogo UP18 tienes 27 colores disponibles para sus módulos. Si quieres utilizar solo un color, podrían diferenciarse utilizando diferentes tiradores en el mismo tono. Es también una forma de que identifiquen dónde debe guardarse cada objeto, o donde buscarla cuando sea necesario.

Puede ser muy útil colocar una estantería junto a la mesa de estudio para que pueda organizar sus cuentos y libros del cole. Es otra forma de aprovechar el espacio de forma vertical y diferenciar ese espacio de la habitación para dedicarlo a la lectura y hacer los deberes.

Lo más importante es que perciban el orden como  si de un juego se tratase, poniendo facilidades para que les resulte lo más divertido y sencillo posible.  ¿Cuáles son vuestros trucos para mantener el orden en el cuarto infantil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *