SU PRIMERA CAMA

El paso de la cuna a la cama, además de ser una señal de que crece y se hace mayor, es una transición necesaria para el desarrollo del bebé. Hay que escoger el momento más adecuado y  hacer todo lo posible por facilitar ese cambio al niño.

Hay niños que se adaptan muy bien y a otros les cuesta un poco más.  Es posible que el niño esté realmente apegado a su cuna y a todos los sentimientos que asocia con ella: comodidad, seguridad, protección…

Las cunas que diseñamos para nuestro UP están enfocadas a hacer que esta transición sea lo más sencilla posible, tanto para el niño como para los papás. Las cunas transformables en cama no sólo evitan tener que realizar un gasto extra en mobiliario sino que también hace que el cambio se pueda hacer en cualquier momento.

Otra de las ventajas de este sistema es que es reversible. No hay un momento marcado en el que se deba hacer esta transición, aunque la mayoría de los padres lo estiman alrededor de los 18 meses.  Si conviertes la cuna en cama y te das cuenta que tu bebé aún no está preparado para el cambio, sólo necesitas unos minutos para volver a tener la cuna lista y esperar a que sea un momento más adecuado.

En nuestro catálogo UP encontrarás modelos de cuna transformable con un módulo cambiador que se transforma en cama sencilla y en una original mesilla o en una práctica cómoda, como en las fotografías superiores.

Por último hay que señalar que otro factor que hace que esta transición sea más sencilla para el niño es no tener que cambiar la decoración del espacio para adaptarlo a los nuevos muebles.  Te invitamos a descubrir nuestros ambientes llenos de magia para los más pequeños de la casa y sus futuros convertibles. Con ellos te inspirarás para crear un espacio cálido, sencillo y dónde se respire calma, con muebles y complementos que conectan con la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *