QUÉ ESPERAR CUANDO ESTÁS ESPERANDO

Si sois de los que estáis esperando la llegada de un nuevo miembro a vuestra familia seguro que andáis como locos tratando de preparar el nido para que no le falte de nada.  Pues bien, no solo es importante que los dormitorios de bebé sean cómodos y acogedores, también lo es la seguridad.

Algunas de esas medidas de seguridad deben estar presentes desde el primer momento en el que se decide decorar el dormitorio del bebé. Por ejemplo, a la hora de pintar las paredes o escoger los muebles es fundamental elegir productos que no sean tóxicos.

Hay algunos elementos y dispositivos que os resultarán indispensables para ganar en tranquilidad. Los enchufes, por ejemplo, resultan muy atractivos a los bebés y, por norma general, suelen estar a su alcance. Lo ideal es protegerlos con tapas especiales. Recomendamos los modelos que giran para que no sea necesario quitar estas protecciones cuando necesites usarlos.

Los topes para puertas son otro elemento del que no podrás prescindir, ya que evitan que los pequeños puedan cerrarlas y pillarse los dedos en cuanto te descuidas.  Si tu pequeño es especialmente intrépido y aventurero no te vendrá mal instalar cierres de seguridad para las ventanas. En cuanto a las cortinas y estores es importante no dejar cuerdas ni cordones que cuelguen y puedan ser alcanzados por ellos. Existen accesorios especiales para mantenerlos enrollados.

Otra medida de seguridad muy importante es anclar a la pared las librerías y cualquier otro tipo de mueble alto. Llegará un momento en el que intentará trepar por ellos para llegar a la zona más alta y siempre evitará que pueda caérsele encima.  Por otro lado, se recomienda colocar protectores en las esquinas de todos los muebles que estén a su alcance para evitar golpes desafortunados.

Las alfombras son excelentes para amortiguar las más que probables caídas de los pequeños, sobre todo cuando están dando sus primeros pasos. Si colocas cinta antideslizante evitarás que se mueva y el pequeño se resbale.

Es importante extender estas medidas de seguridad más allá del cuarto del bebé, deben estar presentes en toda la casa. Las cocinas y los baños son los puntos del hogar donde suelen acumularse más puntos de peligro. Existen diferentes soluciones para mantener los cajones y puertas a prueba de niños para alejarles de objetos punzantes y productos tóxicos.

Si mientras estás esperando pones en práctica estas medidas tendrás gran parte del trabajo hecho cuando llegue el momento. Seguro que entonces agradecer no tener que preocuparte por si has creado una habitación segura para tu hijo y así tener más tiempo para disfrutar de él.

CAMAS ABATIBLES: NO RENUNCIES A NADA

Aunque parece que han pasado muchos años desde el boom de las camas abatibles, vuelven a estar de actualidad. Regresan (si es que alguna vez se fueron) renovadas y con fuerza. Son uno de los recursos más socorridos a la hora de optimizar los metros cuadrados de un dormitorio, creando un espacio dónde no sólo dormir sino también estudiar, bailar, crear, divertirse… Un espacio para vivirlo al máximo sin renunciar a nada.

En nuestros catálogos de mueble juvenil UP18 y JUNIOR te proponemos multitud de ideas con este tipo de camas, que pueden adaptarse a una gran variedad de espacios. Por ejemplo, en la fotografía superior podemos ver una composición que es ideal para ese dormitorio adicional que no sabes si acondicionar como estudio o como cuarto de invitados. Una cama abatible te permite combinar ambos usos sin restar espacio en tu día a día. La cajonera zen con respaldo está disponible para todas las camas abatibles de apertura horizontal sin mesa de estudio y el tapizado está disponible en 5 tonos: natural, visón, cuarzo, celeste y antracita.

Cuando nos encontramos con la dificultad añadida de crear un dormitorio doble, si el espacio es reducido, al introducir dos camas, aunque sea en formato litera, nuestro espacio se ve notablemente mermado si queremos que sea un espacio donde nuestros hijos puedan crecer y desarrollar otras actividades como el estudio, sus aficiones, o pasar tiempo con los amigos. Una litera abatible, como la de la imagen, consigue crear un espacio multifuncional: cuarto de juegos y estudio durante el día y dormitorio durante la noche.

Nuestras camas abatibles pueden configurarse tanto en formato horizontal, como en el primer ejemplo, como en formato vertical, como el que podemos ver en esta imagen. Este es un claro ejemplo de cómo crear un dormitorio juvenil en pocos metros cuadrados sin que le falte de nada. Es otra gran opción para dormitorios compartidos para que los niños puedan pasar las horas de estudio y de ocio sin que la cama moleste.

3 CONSEJOS CURIOSOS PARA DORMIR BIEN CUANDO HACE CALOR

Según los expertos la pasada noche fue (hasta el momento) la  más calurosa del año en el centro y sur de la península.  El descanso nocturno es uno de los aspectos que se alteran más en nuestra vida cuando las temperaturas suben de forma desorbitada.

Es habitual que en estas fechas, en blogs como este y en todos los medios de comunicación nos aconsejen sobre qué debemos hacer para que nuestro descanso sea el adecuado y podamos rendir bien durante el día.

  1. Cena algo picante. Siempre hemos oído que para descansar bien hay que cenar algo ligero, al menos 2 horas antes de acostarnos para hacer correctamente la digestión. Pues bien, si en esta cena ligera incluimos algún elemento picante nuestra sudoración se estimula. Aunque de entrada suene descabellado, esto hace que expulsemos el calor corporal a través del sudor e internamente nuestro cuerpo esté más fresco y podamos descansar mejor.

  2. Coloca el ventilador estratégicamente. Los ventiladores, al contrario de lo que la mayoría de la gente piensa, no enfrían el aire por su cuento. Únicamente hacen circular el aire por detrás del ventilador. Si se utilizan estratégicamente se pueden utilizar para empujar el aire frío en la habitación, al igual que una unidad de aire acondicionado. La forma más sencilla de hacerlo es colocar el ventilador cerca de una ventana abierta. La temperatura exterior es más fría que la temperatura de dentro, por la noche, así que esto ayuda a traer el aire frío del exterior a tu dormitorio.

En el caso de que no tengamos una ventana convenientemente situada en nuestra habitación que se pueda dejar abierta toda la noche se puede probar esta otra opción. Consigue un recipiente de agua grande, llénalo con todo el hielo que puedas y colócalo detrás del ventilador. Con este invento se crea un frescor similar a la brisa del mar.

   3. Lávate las manos con agua fría. Aunque parezca un gesto insignificante para refrescarnos en realidad es un método muy eficaz. Cuando sentimos calor la sangre está muy cerca de la piel. En las manos y dedos existen numerosas venas que transportan la sangre, así que lavarlas con agua fría es una gran manera de enfriar la sangre que a su vez ayuda a enfriar el cuerpo entero. Es especialmente importante lavarse las muñecas, que cubre una gran cantidad de vasos sanguíneos.

Por supuesto, si estos 3 consejos no funcionan siempre nos quedarán los clásicos para soportar el calor durante la noche: beber un vaso de agua bien fría antes de acostarnos, una ducha fría, dejar el dormitorio a oscuras durante el día (especialmente si está orientado a una zona soleada), evitar la cafeína y el alcohol o incluso meter las sábanas y pijamas en la nevera una hora antes de acostarnos.