UP(LOADING)… 99%

Hace algunos meses nos colocamos nuestras gafas de explorador para ver ‘nuestro mundo’ desde los ojos de los más pequeños de la casa. Ha sido un viaje lleno de magia y de re-descubrimiento de lo que es más importante para ellos para sentirse cómodos y disfrutar de su espacio.

Cantar, jugar, reír, dormir, soñar, estudiar,… su dormitorio es el escenario de las actividades que les ayudan a crecer y a desarrollarse. Cada niño es diferente y cada dormitorio juvenil tiene un rincón favorito que sólo su dueño conoce.

Este proceso de inmersión ha sido fundamental para dar a luz las más de 200 páginas que compondrán nuestro próximo catálogo UP18. En él los adultos encontraréis miles de combinaciones posibles para crear un dormitorio único. Por su parte, los más pequeños encontrarán dormitorios que buscan su dueño ideal: un niño que lo elija como escenario para crear ‘su mundo’.

100 IMÁGENES PARA 100 POST

Parece que fue ayer cuando colgábamos nuestro primer post y ya vamos por el número 100. El tiempo pasa volando pero nuestra ilusión y nuestras ganas de compartir con vosotros lo que hacemos siguen intactas.

Hoy queremos hacer con vosotros un recorrido por nuestros catálogos a través de 100 imágenes que nos han servido para ilustrar nuestros post con consejos que podéis utilizar a la hora de configurar vuestro mobiliario y darle forma a vuestro hogar.

Uno de nuestros buques insignia son sin duda nuestros dormitorios juveniles. Tanto en nuestro catálogo UP16 como en el JUNIOR encontrarás múltiples opciones para crear el dormitorio juvenil ideal para tus hijos a través de compactos, literas, camas nido, zonas de estudio integradas, armarios…

CRETA TOP  y CRETA BASIC nos aportan múltiples opciones para los dormitorios principales. Los cabeceros son los protagonistas, y en ellos puedes combinar varios acabados a tu gusto para crear un espacio personalizado y acorde a tus necesidades.

En estos catálogos encontrarás también todas las herramientas necesarias para configurar el armario ideal que complete tu dormitorio. En este blog puedes encontrar varios post en los que encontrar nuestras recomendaciones para diseñarlo acorde a tus necesidades y al espacio con el que cuentes para que haga tu día a día más cómodo y funcional.

Por último pero no menos importante, ya que suele ser el corazón de los hogares, tenemos nuestro catálogo de salones CÚBIKA BOLD. En él descubrirás infinitas combinaciones con los diseños más frescos y los acabados más avanzados.

En nuestra página , recientemente renovada, puedes consultar los catálogos completos. ¡Muchas gracias por seguirnos durante estos 100 post!

CONSEJOS PARA FAVORECER EL DESCANSO EN LOS NIÑOS

Cada niño es diferente: unos duermen a pierna suelta desde bebés mientras que a otros les cuesta mucho más conciliar el sueño. Hoy vamos a repasar una serie de recomendaciones para que nuestros hijos disfruten de un sueño reparador y prolongado y, por consiguiente, nosotros también.

El primer punto clave es la temperatura de su dormitorio. Especialmente en invierno, tenemos tendencia a subir la calefacción y abrigar a los niños al máximo. Esta medida puede resultar contraproducente cuando llega la noche porque una temperatura demasiado alta hace que las mucosas, muy sensibles en los más pequeños, se hinchen. El resultado es que respiran aire viciado y caliente y a pesar de dormir no descansan como deberían.

 

La temperatura aconsejable para la habitación de los niños está entre 16 y 18 grados.  Por lo tanto, antes de acostarlos baja la calefacción y abre un par de minutos las ventanas. De esta forma el aire seco de la calefacción con algo de aire fresco del exterior.

La humedad es otro factor a tener en cuenta. Lo recomendable es que la humedad de la habitación esté entre 50 y 60%. En el mercado existen aparatos que miden esta humedad en el ambiente. Humidificadores, paños húmedos o plantas también evitan que el aire se reseque en exceso.

Otra buena idea es atenuar la iluminación del cuarto infantil o estancia dónde se encuentre el niño aproximadamente una hora antes de acostarse. Se puede hacer con guirnaldas de luz, por ejemplo, o con lámparas auxiliares que permitan una regulación de intensidad. Esta medida favorecerá que el niño concilie el sueño.

Mejor a oscuras que con una luz encendida. Olvídate de acostumbrarle a dormir con la luz encendida. Puede que te resulte cómodo, pero la producción de melatonina, necesaria para un sueño reparador y tranquilo, se ve afectada por la luz. Ya sabes, mejor a oscuras. Si insiste en que necesita al menos un poco de luz, déjale una pequeña lamparita nocturna de esas transportables y que apenas iluminan.

Una rutina que les vaya preparando para la hora de irse a la cama también es una buena idea. A menudo es algo a lo que no prestamos atención porque estamos cansados, pero puede que la solución esté en la lectura de un par de páginas de un cuento, una pequeña historia que te inventes para la hora de acostarse, o quizá, en abrazar juntos a su peluche preferido. En todo caso la clave está en seguir siempre un patrón para que todos os sintáis mucho más cómodos.

Fuente: Houzz