COMO ADAPTARNOS AL HORARIO DE VERANO

El pasado domingo tuvimos que adelantar el reloj una hora para adaptarnos al horario de verano. Es decir, perdimos una hora de sueño y a partir de ese momento amanecerá y anochecerá más tarde. Para algunas personas los efectos físicos y psíquicos de este adelanto horario se perciben hasta 10 días después.

¿Cómo podemos ayudar a nuestro organismo a adaptarse a este cambio? El primer consejo de todos los expertos es levantarse antes el domingo, es decir, no despertarnos una hora más tarde de lo normal con la excusa del nuevo horario. Si no tuviste esto en cuenta, lamentablemente no podemos volver atrás en el tiempo, pero con unos hábitos de alimentación y descanso lograremos equilibrar la rutina del organismo ante alteraciones externas.

En cuanto al horario de las cenas, se recomienda mantener el mismo. De esta manera educaremos a nuestro sistema digestivo para que demande nutrientes de forma equitativa y coordinada. Hay determinados alimentos que pueden ayudarnos a la adaptación horaria: legumbres, frutos secos, avena y productos ricos en vitamina C, como por ejemplo las naranjas o las fresas.

Si tenemos dificultades para conciliar el sueño en los días posteriores al cambio de hora sería conveniente tomar a media tarde frutos ricos en magnesio como plátano, nueces o avellanas. Estos alimentos actúan como relajantes musculares y preparan el cuerpo para el momento de irse a dormir.  Otros buenos aliados para preparar nuestro cuerpo para el descanso son las infusiones o los suplementos alimenticios naturales.

Los niños, a pesar de ser los más sensibles a estos cambios, son al mismo tiempo los que más rápidamente se adaptan a ellos. Es posible que al día siguiente quieran dormir una hora más o comer y cenar más tarde, pero es recomendable mantener el horario habitual. Lo mismo ocurre con la hora de acostarse. Para propiciar esa adaptación es preciso continuar haciéndolo a la misma hora y evitar siestas compensatorias, tanto en niños como en adultos.

GRUPO EXOJO: HISTORIA DE NUESTRA IMAGEN

Hoy queremos hacer con vosotros un pequeño recorrido por los diferentes logotipos que nos han acompañado a lo largo de toda nuestra historia.

Nuestros inicios con el mobiliario se remontan hacia los años 60 dónde nuestra primera sociedad, Francisco López Exojo S.A. elaboraba mobiliario metálico cómo sillas, mesas y muebles auxiliares. Aquel  taller era el embrión de lo que es hoy GRUPO EXOJO.

Por los años 80 dejamos de elaborar mobiliario metálico y se comenzó a fabricar librerías de melamina. También estos años coincidieron con el traslado del pequeño taller a una pequeña nave en la ubicación actual de una de nuestras fábricas. Por aquellos tiempos nuestro logo era una silla, que muchos de nuestros clientes creían que era una mariposa,  el cual nos acompañó hasta la creación de nuestro logo más reconocido  el árbol de EXOJO.

A mediado de los años 90 decidimos emprender una nueva aventura con una nueva fábrica ubicada en una antigua planta de compost para el champiñón, este fue el inicio de otra de nuestras sociedades, FABRI-KIT S.L., en sus inicios fabricaba y comercializaba dormitorios y muebles kit. Su logo representaba fielmente la filosofía del mueble kit.

Durante los años 90 nuestro árbol sufrió algunos retoques estéticos y creamos nuevas versiones.

En el 2002 decidimos introducirnos de manera notable en el segmento de mueble juvenil y para ello creamos nuestra marca de mobiliario juvenil Fle&co. Para ella quisimos un logotipo sencillo, que hiciera referencia a nuestro fundador Francisco López Exojo (FLE), a sus hijos (Francisco y José Luis) y a todas las empresas del grupo (&CO, refiriéndose a “y compañía”).

Años más tarde, con el constante crecimiento y el reconocimiento como grupo, cada día mayor, decidimos crear un emblema que recogiese toda nuestra historia y evolución, por tanto se creó el actual logo de GRUPO EXOJO.

En él hemos concentrado todos nuestros logos en uno solo para dando mayor reconocimiento de marca al grupo. El círculo superior con las letras GE representa la unión, la solidez y la fortaleza de todas nuestras marcas anteriores fusionadas en una única.

La evolución de los logos representa la historia de GRUPO EXOJO, una empresa dedicada a la fabricación de mobiliario para el hogar. La incorporación de nuevas generaciones han aportado frescura y una visión más global al GRUPO pero sin  perder nuestros valores iniciales como nuestro carácter familiar, afán de superación, continuo crecimiento, compromiso, innovación y un inmejorable equipo humano.